Bruselas pretende multar a España por no adaptar su ley

J. A. B. MADRID.

Las deficiencias denunciadas desde la CNMC en el desarrollo legal que España viene haciendo para adaptarse a la liberalización del mercado ferroviario de viajeros en toda la UE a partir de 2020 también han sido observadas desde Bruselas. Tanto es así que el 17 de mayo la Comisión Europea anunció la apertura de un procedimiento de infracción contra el país.

El motivo esgrimido para ese expediente comunitario es que el Gobierno «no ha aplicado correctamente» la denominada Directiva RECAST, la primera que regulaba la apertura del ferrocarril a la competencia en Europa de forma extensa. Tendría que estar vigente desde junio de 2015, pero España va con retraso en varios puntos.

Así ocurre, por ejemplo, en las competencias del organismo que deberá regular el sector liberalizado. También en la independencia del operador dominante (Renfe)y del administrador de las infraestructuras ferroviarias (ADIF), sobre todo en los cánones por utilizar la red.

España disponía de dos meses para contestar a Bruselas. De no darse por satisfecha, iniciaría el proceso para denunciarla y multarla.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos