Bankia y sus exconsejeros piden expulsar del juicio a la mayoría de las acusaciones

J. A. BRAVO

madrid. A menos acusaciones, menores posibilidades de resultar condenado. Bajo esta premisa tanto los abogados de Bankia y su matriz BFA, acusadas como personas jurídicas en el juicio por su salida a Bolsa, como los defensores de varios exmiembros de su consejo de administración también procesados, reclamaron ayer que el tribunal de la Audiencia Nacional retire del proceso a la mayoría de las acusaciones.

Su argumento, en el caso de las asociaciones que ejercen la acción popular, es que no tienen interés directo en el proceso al no ser perjudicadas. Y para las acusaciones particulares el razonamiento del letrado del banco es que la cifra de los accionistas que representarían estaría muy inflada. Según Bankia, 10.700 de entre los 150.000 compradores de títulos en su estreno bursátil acudieron a los tribunales, de los que habría resarcido ya a 10.532. Para ello proveyó hasta 1.840 millones de euros, tras sentenciar el Tribunal Supremo en 2016 que los inversores particulares habían sido inducidos al engaño.

Una vez actualizadas las cifras, el abogado dijo que restarían por recuperar su inversión 205 accionistas. Por eso ofreció devolverles el dinero de sus títulos más un interés anual del 1% con cargo a la fianza civil de 34 millones de euros depositada en esta causa, lo que supondría abonarles cerca de dos millones a una media de 12.500 euros para cada uno.

Eso sí, insistió en depurar el número real de quienes mantienen un interés directo en el proceso, de manera que las 26 acusaciones presentes «acrediten que tienen poder de representación y los títulos correspondientes a la salida a bolsa de Bankia de sus afectados y, los que no, que sean expulsados del proceso». De no hacerlo así, y en caso de terminar resultando absuelta, reclamaría que fueran condenadas a pagar las costas del juicio, petición a la que se unió la representación de la auditora Deloitte.

 

Fotos

Vídeos