Sanción de 4,5 millones al Santander por cobrar comisiones indebidas

Ana Botín, presidenta del Banco Santander./Efe
Ana Botín, presidenta del Banco Santander. / Efe

Es una de las mayores multas que la CNMV ha puesto al banco en su historia al considerar que cometió una infracción muy grave

E. M. Madrid

El Banco Santander tendrá que pagar 4,5 millones de euros por cometer una infracción muy grave al «no actuar en el interés óptimo de sus clientes y percibir incentivos no permitidos», según constató este martes el BOE, que recoge la sanción de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La sanción establece que el Santander cometió una infracción muy grave al considerar que en las carteras gestionadas y asesoradas por el banco, que fueron inspeccionadas por la CNMV entre abril y finales de septiembre de 2015, no todos los clientes accedieron a las clases de acciones o participaciones de Instituciones de Inversión Colectiva (IIC) que son más baratas y que les correspondían según su tipología.

Se trata de la segunda mayor sanción establecida por la CNMV este año, en el que también BBVA y CaixaBank han recibido multas millonarias por el cobro indebido de comisiones.

El resultado de la inspección de la CNMV no demuestra que el banco hubiera prescindido de forma general de seleccionar las clases de acciones con menores comisiones para los clientes, sino incidencias concretas y relativas a la elección de dichas clases de acciones sobre la que no existe un criterio legal claro.

De la misma manera, la CNMV también sanciona a Banca March con 350.000 euros por incumplir las obligaciones debidas a la hora de comercializar productos financieros. Por su parte, Ahorro Corporación tendrá que pagar 300.000 euros por dos incumplimientos, por un lado 200.000 euros por comprar de forma agrupada acciones para su propia cartera y para sus clientes y otros 100.000 por no informar adecuadamente a los clientes sobre las comisiones en la operativa de renta fija, que resultaron superiores a lo pactado. Y Activotrade y varios de sus directivos deberán pagar 190.000 euros por deficiencias en los sistemas de control y falta de evaluación de la conveniencia para los clientes de productos financieros.

 

Fotos

Vídeos