La ayuda a desempleados de larga duración seguirá pese a la caída del paro

Varias personas son atendidas en una oficina de los servicios públicos de empleo. :: m. atrio/
Varias personas son atendidas en una oficina de los servicios públicos de empleo. :: m. atrio

El Gobierno propone rebajar el límite para acceder a la nueva prestación, denominada SED, mientras la tasa de desempleo supere el 12%

LUCÍA PALACIOS MADRID.

Por primera vez en la última década la tasa de paro ha bajado del 15%, en concreto casi medio punto situarse en el 14,55% según la última Encuesta de Población Activa (EPA). Sin embargo, es motivo de preocupación para las personas cuyas ayudas dependen de que el desempleo esté por encima del 15%, puesto que es el requisito que fijó el Gobierno para poder acceder a muchas prestaciones que se pusieron en marcha durante la crisis -también para determinados tipos de contratos y bonificaciones- y que dejarían de prorrogarse automáticamente con la actual tasa del 14,5%.

No será así, según fuentes del Ministerio de Trabajo, que señalaron además que se ha dado ya la orden a los servicios públicos de empleo (SEPE) para que todas las ayudas dirigidas a colectivos vulnerables se mantengan. Así, el Subsidio Extraordinario de Desempleo (SED) que se aprobó en julio como sustituto al extinto Plan Prepara y al Programa de Activación para el Empleo (PAE) seguirá en vigor más allá del 4 de enero, cuando vence su plazo inicial de seis meses. «Hay todavía una cantidad importante de parados de larga duración y el compromiso del Gobierno es que no queden desprotegidos», señalaron a este medio.

Para ello el Ejecutivo trabaja en el marco de la Mesa del Diálogo Social a fin de establecer cuál es el mejor mecanismo para mantener esta ayuda de 426 euros al mes y, si no puede ser mediante una prórroga (por superarse el umbral establecido), se hará estableciendo un nuevo límite, explicaron fuentes cercanas a la negociación. Ésta última parece ser por el momento la opción más plausible: rebajar el límite para hacer que siga en vigor mientras la tasa de paro esté por encima del 12%, frente al tope actual del 15%. Así lo desveló ayer el secretario general de CC OO, Unai Sordo, afirmando que se estaba cerca de un acuerdo.

Desde el departamento dirigido por Magdalena Valerio admitieron que se ha llevado una propuesta a la Mesa de Diálogo Social, pero que antes de que se tome una decisión final pasará también por el Pacto de Toledo. Y es que se ha consensuado que las medidas que dependan de una tasa de paro superior al 15% se debatan tanto con los agentes sociales como en el Parlamento. Los sindicatos, por su parte, se mostraron satisfechos de que esta ayuda no se elimine.

No obstante, desde CC OO lo ven solo un «parche» y reclaman un acuerdo más amplio. Su meta es reformarla a fondo dentro del sistema asistencial del desempleo para que, entre otras cosas, dependa de la Seguridad Social. Éste ya fue el compromiso del anterior Ejecutivo: reunificar en un único subsidio todas las ayudas al desempleo y que estuvieran dentro del sistema, algo en lo que aún trabajan aunque parece poco probable un acuerdo antes del 4 de enero.

Otras ayudas en el aire

También hay otras medidas extraordinarias e incentivos que se aprobaron durante la crisis y que están condicionadas a que la tasa de paro sea superior al 15%, como el famoso contrato a emprendedores. Pese a que el actual Gobierno anunció su intención de eliminarlo, desde Trabajo afirman ahora que se mantiene hasta que acuerden otros incentivos para no dejar un vacío.

Además, habrían de desaparecer reducciones en las cuotas a la Seguridad Social a aquellas empresas que contraten a jóvenes con discapacidad menores de 35 años, así como bonificaciones en la contratación indefinida para trabajadores jóvenes procedentes de las ETT. Igual suerte correrían las ayudas a pymes que empleen a parados o jóvenes entre 16 y 30 años inscritos como demandantes de empleo, etcétera.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos