El BdE alerta del riesgo de no tener una mayoría política

El gobernador cree que genera «incertidumbre» en la política económica y las reformas «necesarias», sin que se aproveche la fase actual de expansión

J. A. BRAVO

madrid. El Banco de España estiró ayer lo que pudo su tradicional neutralidad para abogar por la existencia de una mayoría política importante, con independencia de su signo. Y es que para el gobernador de la institución, Pablo Hernández de Cos, la actual «fragmentación parlamentaria» está penalizando al país, al menos en términos económicos.

De un lado, dijo durante su primera comparecencia en el Congreso, porque genera «incertidumbre» sobre la política económica del Gobierno. Por otro lado, añadió, porque impide realizar las reformas estructurales «necesarias». Es más, ante las criticas veladas de algunos diputados por sus palabras, insistió en que «el aumento de la tensión política no es bueno para la economía y eso no es interpretable».

El gobernador, de hecho, teme que se pueda desaprovechar la etapa actual de expansión económica -que, dijo, comenzó en 2013 y ya ha permitido al PIB crecer 14 puntos- para hacer esas reformas y, además, «evitar la reversión» de las vigentes. No solo eso. También pidió a los responsables políticos que consigan ahora «el ahorro presupuestario necesario para afrontar períodos de crisis» que puedan darse en el futuro.

Y es que los «elevados» niveles de endeudamiento público «prolongados» en el tiempo preocupan especialmente a Hernández de Cos, al estimar que penalizan el crecimiento y crean «debilidad» ante posibles cambios en los mercados internacionales. Por ello estima «prioritario» retornar cuanto antes al proceso de consolidación fiscal, acompañado de unas previsiones macroeconómicas y de ingresos «prudentes».

Sobre el mercado laboral abogó por reducir la temporalidad y la «excesiva rotación» en los trabajos, «sin por ello menoscabar la creación de empleo», algo que según él sí podría hacer la subida del SMI entre los jóvenes y las personas de mayor edad sin formación. Y respecto a las pensiones, estimó que subirlas con el IPC costará más del 3% del PIB en 2050.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos