La rentabilidad de la empresa ecoeficiente

Los responsables de las empresas premiadas reciben sus galardones. /
Los responsables de las empresas premiadas reciben sus galardones.

Empresas de dos regiones francesas y tres españolas se reunieron en Logroño para valorar el Proyecto Eneco2

S.M.L. LOGROÑO.

Uno de los grandes descubrimientos de Einstein fue entender que la materia y la energía son formas distintas de la misma cosa. La materia se puede transformar en energía, y la energía en materia. Y lo explicó sirviéndose de esta fórmula (E=mc2). Así logró cambiar el mundo, o al menos explicarlo a través de una nueva realidad formulada. En la actualidad, asumida esta fórmula en la comprensión del espacio y del tiempo, esta teoría comprende nuevos escenarios. Si sirvió para explicar el espacio, parece lógico suponer que puede explicar otros factores como, por ejemplo, el ecológico cuando afecta, al menos, a lo económico. Así lo comprende Daniel Collado-Ruiz. Este investigador consultor en Dynavio, profesor asociado de la Universidad Politécnica de Valencia, y doctor en Desarrollo, Sostenibilidad y Ecodiseño defendió la aplicación de esta fórmula en el contexto de la jornada transfronteriza que tuvo lugar el pasado miércoles en Riojafórum en el marco del Proyecto Eneco2.

LOS PREMIADOS

Por Apesa (Aquitania en Francia). Ekoetik.

Por CCIR (Pirineos en Francia). Chêne Vert.

Por CRANA (Navarra). Valsay Sistemas de Embalaje.

Por ECODES (Aragón). Zoilo Ríos.

Por La SEME (Estella). Eggnovo

ADER (La Rioja). Muga, Inyectados y Bulcanizados, Vargas Embases y Embalajes y Natural World.

La ecoeficiencia (E) viene dada por el mercado (m), la colaboración (c) y el capital (c): de ahí la aplicación de (E=mc2), que expuso Collado-Ruiz durante su intervención. «Debemos tener en cuenta que si gana la parte medioambiental acaba ganando la parte rentable de una empresa porque nos estamos garantizando el futuro», afirmó Collado-Ruiz en la exposición inaugural de esta jornada que reunió en un mismo lugar a empresas e instituciones de Navarra, Aragón, La Rioja y las regiones francesas de Aquitania y el Medio Pirineo, todas ellas colaboradoras del Proyecto Eneco2.

La ecoeconomía o ecoinnovación se sirve como punto de encuentro entre competitividad y sostenibilidad para favorecer el desarrollo de nuevos productos y procesos de valor añadido para el negocio y el cliente, que a su vez aparejan importantes disminuciones de impacto ambiental. Confluyen por tanto beneficios económicos y ambientales. La ecoinnovación se ha convertido en una prioridad para la Unión Europea y para las regiones y naciones más industrializadas, emergentes y dinámicas del mundo en donde se espera una gran demanda de empleos verdes en los próximos años.

El proyecto Eneco2 del que la ADER forma parte, es una continuación del proyecto Eneco, que fue desarrollado durante el periodo 2009-2011. Uno de los objetivos de este segundo capítulo ha sido «articular una red de agentes presentes en las diferentes regiones con interés en fomentar actividades ecoinnovadoras, porque sin duda la colaboración es uno de los pilares fundamentales de esta iniciativa», explica Javier Ureña, gerente de la ADER.

Esta revolución verde está comenzando a tener respaldo en La Rioja. «Numerosas empresas riojanas han apostado ya por esta innovación eficiente como refleja el número de proyectos presentados en la ADER vinculados a las ayudas de eficiencia energética», remarca Ureña. Concretamente en el periodo 2008-2014, 257 empresas riojanas han presentado 365 proyectos en la línea de energía y medio ambiente con una inversión total de 29,22 millones de euros y una subvención comprometida de 6,4 millones. El sector más activo ha sido el de alimentación, bebidas y tabaco, que aglutina el 26,3 de los proyectos presentados y el 23,8% de la inversión aprobada. Le sigue el de cuero y calzado, que ha concentrado el 18,1% de los proyectos. «Ahora, nuestro siguiente paso es lograr que las 39 empresas riojanas participantes en este proyecto posibiliten una transferencia de conocimiento con el resto de empresas de La Rioja. Se trata de irradiar todo lo aprendido en este programa al tejido empresarial riojano», remarca Ureña.