Hasta 10.000 licencias nuevas por orden judicial

J. A. B. MADRID.

El tan manido «equilibrio» entre taxi y VTC quedará más en entredicho en menos de un año, cuando presumiblemente entren en funcionamiento alrededor de 10.000 nuevas licencias por orden judicial. Son las que se rechazaron entre 2013, cuando el Gobierno estableció una moratoria para los VTC respecto a la Ley 'Omnibus' de liberalización de servicios, y 2015, al aprobarse la nueva normativa.

Solo entre Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana y Baleares se prevé que, por sentencia -el Tribunal Supremo está resolviendo la gran mayoría de los recursos presentados en favor de las compañías de VTC-, deberán habilitar cerca de 6.400 nuevos permisos para vehículos de alquiler con conductor. Por eso, las asociaciones del taxi temen que la ratio actual -elevada a rango de ley en mayo- de una licencia de ese tipo por cada 30 de taxi se reduzca a una frente a cuatro, incluso por debajo de la proporción de una a siete en que se encuentra en la práctica, según Fomento.

Las comunidades más presionadas en ese sentido son Cantabria (con una proporción de 2,4), Madrid (3,5) y Andalucía (6). Las menos, por el contrario, resultan Extremadura (29), Canarias y Castilla-La Mancha (ambas con 24). Solo entre Cataluña (8,4 de ratio) y Madrid superarían los 11.500 permisos en apenas 12 meses, por encima de los 9.366 que según el INE existen ahora en todo el país.

Pero tanto las licencias de VTC como de taxi aún se revenden por encima de su coste original. Las primeras, que de media no cuestan más de 35 euros, se cotizan entre los 45.000 y los 65.000 euros. Las segundas, que se han depreciado casi un 50%, están en 130.000 euros.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos