Tres mujeres que suman 42 títulos

Iva Pejkovic, Daniella da Silva y Fernanda Gritzbach han ganado con el Minis de Arluy Logroño los catorce títulos del club

Diego Marín A.
DIEGO MARÍN A.Logroño

La central serbia Iva Pejkovic, la carioca Fernanda Gritzbach y la opuesta hispano-brasileña Daniella da Silva, las tres jugadoras del Minis de Arluy Logroño, suman juntas más de 5,5 metros de altura y 42 títulos de máxima categoría. Las tres comparten los mismos catorce trofeos de máxima categoría, todos los que ha conquistado el club desde el 2013. Juntas han defendido primero la camiseta del Murillo y después la de Logroño, y juntas saborean ahora la miel del éxito, aunque primero pasaron por el mal trago de perder tres finales ante el Haro Rioja Voley.

La Supercopa conquistada el pasado domingo puede parecer un título más, pero no lo es, significa la consolidación del proyecto del Club Voleibol Logroño gracias al asentamiento de una base de jugadoras de la que son pilares Pejkovic, Dani y Gritzbach. El primer título fue la Supercopa de 2013 y Gritzbach fue designada MVP, trofeo que en años sucesivos recibieron Dani y Pejkovic. «Teníamos muchas ganas de ganar, después de haber perdido tres títulos frente a Haro, y, por fin, con Charly como entrenador pudimos ganar la Supercopa», recuerda Dani.

Pero el mejor recuerdo, aunque de ese mismo año, fue el de la conquista de la Copa de la Reina celebrada en Logroño. «La Supercopa la ganamos muy fácil pero la Copa fue súper disputada», señala Pejkovic. Y tanto, en semifinales un set frente Alcobendas se resolvió por 32-30. Para las tres, los torneos de eliminación, como la Copa, son más emocionantes. Más, si cabe, cuando el camino recorrido no es de rosas. «Cuando vienes de perder, valoras muchísimo más la recompensa al esfuerzo realizado», apunta Dani.

«Es complicado ganar, pero más aún repetir» Iva Pejkovic

«Cada temporada resulta más difícil revalidar los títulos» Fernanda Gritzbach

«Cuando vienes de perder, valoras muchísimo más la recompensa al esfuerzo realizado» daniella da silva

Ahora el Minis de Arluy suma cinco títulos consecutivos, y todo vuelve a parecer fácil, pero no. «Cada temporada es más difícil revalidar los títulos», opina Gritzbach. «Es complicado ganar, pero más aún repetir», subraya Pejkovic. Las tres jugadoras vienen de lejos, de ciudades como Belgrado y Sao Paolo, de 30 millones de habitantes. Y cuando llegaron a La Rioja lo hicieron a Murillo, de apenas 1.800 habitantes. Dani, de hecho, llegó cuando el equipo aún militaba en Superliga 2. Pero ahora ninguna se imagina con otra camiseta. «Cuando vinimos, pensábamos: '¿a dónde vamos?'. Pero cogimos mucho cariño al pueblo y al equipo y ahora no podríamos jugar en otro equipo de España y enfrentarnos a este», coinciden las tres jugadoras.

 

Fotos

Vídeos