Voleibol

El Minis de Arluy bloquea a su rival

Colocación a una mano de Evans para Gritzbach. /Fernando Díaz
Colocación a una mano de Evans para Gritzbach. / Fernando Díaz

Las logroñesas se deshacen sin problemasde un posible rival en la semifinal de Copa

DIEGO MARÍN A.

Cuando finalizó el partido de ayer entre el Minis de Arluy Logroño y el Avarca de Menorca, rápidamente el entrenador local, Juan Diego García, fue a repasar las estadísticas. No era para menos: 14 puntos de bloqueo. Así, el técnico visitante, Bep Llorens, confesó: «Ha habido un momento del partido en el que hemos llegado a tener miedo del bloqueo del Minis de Arluy». No fue para menos porque la primera línea logroñesa fue excepcional, tapó a una jugadora clave como Westergaard y leyó muy bien el trabajo de la colocadora rival Barrasa.

En el primer set las locales arrancaron con un 8-1 inicial que Llorens intentó detener, por lo que gastó entonces los dos tiempos muertos. El saque de Portero hizo mucho daño a la recepción balear, a pesar del digno trabajo de la líbero Gomila, y las baleares reaccionaron con un parcial de 1-5. El Menorca jugó a oleadas, tan pronto parecía tener perdido el set con un 17-10, de nuevo con el servicio de Portero en la segunda rotación y un bloqueo infranqueable de Gritzbach o Pejkovic con Helia o Evans, que resucitaban y maquillaban el parcial hasta el 22-18.

3 Minis de Arluy Logroño

Gritzbach, Pejkovic, Evans, Helia, Portero, Dani y Llabrés (líbero). También jugaron Costa, Alba y Rangel.

0 Avarca de Menorca

Cruz, Hruska, Barrasa, Noelia, Westergaard, Cardona y Gomila (líbero). También jugaron Jofre, Petra y Pons.

Árbitros
Xavier Fernández y David Fernández, con Rocío Ledesma como anotadora y Sheila Saracíbar y Geuván Barbosa como jueces de línea.
Parciales
25-19 (25 m.), 25-12 (20 m.) y 25-19 (23 m.).
Anotadoras
16: Helia; y 9: Cruz.
Incidencias
Alrededor de 450 espectadores en Lobete con presencia y animación del centro Salesianos-Los Boscos de Logroño.

Pero las menorquinas fallaron mucho, demasiado como para poder plantar cara al líder. Un saque fallido supuso tanto el 25-19 del primer set como el del tercero y último. En medio, en el segundo parcial, el mismo guion: 6-1 en el arranque que intentó frenar Llorens con un tiempo muerto, su equipo reaccionó hasta el 11-7, entonces el bloqueo de Pejkovic desarboló el ataque balear y el técnico visitante volvió a parar el juego en el 14-7, pero ya no hubo reacción sino un equipo rival a la deriva que sucumbió con un claro 25-12 y el consecuente y aplastante 25-12. En el tercer juego, aunque el Menorca se adelantó con unos anecdóticos 0-1 y 1-2, los remates de Helia y Dani por las alas, la buena defensa de Llabrés y la notable distribución de juego de Evans hicieron gigante al Minis.