Voleibol

Llega la hora de la verdad

Llega la hora de la verdad
Diego Marín A.

El Minis de Arluy inicia hoy en Lobete (18 horas) el 'play off' por el título de la Liga Iberdrola

DIEGO MARÍN A. LOGROÑO.

Desde hace un mes y medio el Minis de Arluy Logroño esperaba el inicio del 'play off' por el título de la Liga Iberdrola. Tras conquistar el segundo trofeo de la temporada, la Copa de la Reina, el equipo logroñés busca ahora su quinto triplete. Y la lucha comienza este fin de semana con los dos primeros partidos de la primera fase a disputar en casa, Lobete, y que le enfrentan al Dimurol Libby's La Laguna hoy, a partir de las 18.00 horas, y mañana, a partir de las 12.00 horas.

El equipo que gane tres partidos pasará a la final, donde se enfrentará al ganador del cruce entre el Barça y Feel Volley Alcobendas. El rival del Minis de Arluy es el Dimurol Libby's La Laguna, que hace dos campañas le arrebató los títulos de Supercopa y Copa de la Reina y le ha ganado los últimos partidos de la liga regular desde el pasado curso. Así que el 'play off' se presenta apasionante. «Siempre tenemos ganas de jugar porque entrenamos para esto y ha pasado mucho tiempo desde la Copa», advierte de entrenador del equipo riojano, Juan Diego García, consciente de que las tinerfeñas, venciéndoles por 3-0 el pasado sábado, realizaron «un partido muy completo, muy sólidas en ataque y en recepción, otorgando opciones a su colocadora y con un ataque contundente». En cambio, valora el técnico, «a nosotros nos faltó concretar el saque, no lo hicimos bien».

Uno de los puntos verdaderamente fuertes del equipo canario es la red, con jugadoras altas y corpulentas. «Las centrales y alguna otra jugadora que pasa por la red son un punto importante del rival», entiende Juan Diego García. En este sentido, las centrales del Minis de Arluy tendrán un duro trabajo. La colombiana Melissa Rangel es duda por unas molestias físicas, pero Fernanda Gritzbach e Iva Pejkovic están disponibles y motivadas.

Fernanda Gritzbach pide el apoyo de la grada para que el Arluy pueda «luchar hasta el final»

«El Dimurol es un equipo muy alto en la red, con jugadoras grandes y fuertes, así que tendremos que defender bien la red y marcar el bloqueo», advierte la brasileña Gritzbach, para quien el conjunto tinerfeño «no encontraba su juego esta temporada, pero después de la Copa se ha entonado y ahora es muy difícil vencerle». Y buena parte de responsabilidad son su últimos fichajes, Winters y Mims. El equipo logroñés, eso sí, recupera a Helia después de tres semanas de baja. «Tendremos que luchar hasta el final, y necesitamos que la gente nos apoye desde la grada», declara Gritzbach haciendo ese llamamiento a la afición. Y es que los partidos de este fin de semana prometen ser de los que hacen afición.

«El Dimurol no dejará caer ninguna bola al suelo y golpeará fuerte la pelota, pero nosotros tenemos que hacer lo mismo», anuncia Juan Diego García. Otros factores clave serán la regularidad, la estabilidad en el juego, la concentración y «no tener lagunas, no sufrir un parcial en contra que nos saque del set».