La Rioja

ROLAND GARROS

Nadal estabiliza a Paire

Nadal golpea la bola.
Nadal golpea la bola. / Lionel Bonaventure (Afp)
  • El balear comienza con una sólida victoria ante el local Benoit Paire

Lo previsible dentro de lo imprevisible. Ese es Benoit Paire. Un tenista que, como habitualmente se dice, es capaz de lo mejor y de lo peor, pero que casi siempre, acaba por hacer lo peor. De la montaña rusa que propuso el francés, Rafa Nadal supo bajarse a tiempo. El balear firmó su victoria número 73 en Roland Garros al vencer a Paire por 6-1, 6-4 y 6-1.

No hubo pelea en un primer set en el que Nadal salió con la inercia y las ganas que ha mostrado durante la temporada de tierra. El francés tiene un revés de los mejores del circuito, pero una derecha floja y una cabeza que ha provocado que no sea un habitual “top ten”. Por eso, a la poca batalla del primer set -que se apuntó el manacorense por 6-1-, le siguió una manga muy igualada en la que el francés lo tuvo de cara para nivelar la contienda. Paire no empezó a ser más agresivo, sino que comenzó a ser más preciso. Las dejadas le entraban y su revés le corría a las líneas. Se colocó con ventaja de 3-1 y era necesario calmar al galo. O al menos que se calmase él solo. Un juego lleno de errores le devolvió la ventaja a Nadal, quien posteriormente, con 4-3 en contra, salvó dos bolas de rotura que fueron fundamentales. Paire se quedó tocado e hizo un juego desastroso para entregar la segunda manga por 6-4.

Ese set, que Paire tuvo tan cerca y se le escapó, le afectó mental y físicamente. Requirió atención médica por problemas estomacalaes y volvió a la pista ya fuera de ella. Nadal no se fue en ningún momento e hizo lo que tenía que hacer. Controló a Paire para que no se foguease de nuevo y sumó otra victoria en Roland Garros. “Siempre hay cosas que mejorar, pero estoy contento para ser una primera ronda”, aseguró el campeón de catorce “Grand Slam”. En la siguiente ronda se enfrentará al holandés Robin Haase, con el que mantiene un cara a cara de dos victorias y ninguna derrota, aunque en Wimbledon 2010, el tulipán le arrebató dos sets.

Gladiador Ferrer

El protagonista de la jornada fue David Ferrer, que venció a Donald Young por un marcador de locos 5-7, 6-4, 4-6, 6-3 y 13-11 tras cuatro horas y media de partido. Ferrer, que fue finalista en Roland Garros en 2013, comenzó con problemas y con la imagen que arrastra durante todo 2017. Pero la leyenda de este deporte que es, salió para remontar dos sets a uno abajo al americano y clasificarse para la segunda ronda donde se enfrentará a Feliciano López.

El toledano tuvo un debut más plácido y eliminó a uno de los integrantes de la hornada estadounidense Bjorn Fratangelo por 6-4, 7-6 (4) y 6-3. López, que ya acumula 61 participaciones consecutivas en “Grand Slam” -a cinco del récord de Federer- repetirá el duelo del año pasado con David Ferrer. En la edición de 2016, el alicantino se hizo con la victoria en tres sets.

También siguió adelante Roberto Bautista al derrotar al australiano John Millman. Pese a tener más problemas de los esperados, y encajar un 6-0 en la tercera manga, el castellonense hizo bueno su debut al vencer por 6-2, 6-2, 0-6 y 6-1. El número 18 del mundo se cruzará con el kazajo de origen ruso Mikhail Kukushkin. Marcel Granollers no pudo dar la sorpresa y cayó eliminado a manos del número dos del mundo, Novak Djokovic por un marcador de 6-3, 6-4 y 6-2. El casillero no refleja lo que fue un partido duro para el serbio, que necesitó de dos horas y media para doblegar al catalán. Granollers además se llevó la felicitación de Djokovic, que le dio la mano tras conseguir en el tercer set uno de los puntos del torneo. El pupilo de Andre Agassi chocará con el portugués Joao Sousa.

Fernando Verdasco no pudo completar su partido de primera ronda, ya que el encuentro se suspendió por falta de luz -en Roland Garros no se utiliza luz artificial- cuando empataba a un set ante el alemán Alexander Zverev. El madrileño comenzó dando la sorpresa ante el campeón en Roma, en incluso llegó a ir “break” arriba en el segundo parcial. La falta de modernización del segundo “Grand Slam” de la temporada le obligaron a marcharse al hotel con el partido a medias.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate