España buscará este fin de semana ante Francia su décima Copa Davis

ENRIC GARDINER

madrid. La rotura del tendón rotuliano de la rodilla derecha de Rafael Nadal en el Abierto de los Estados Unidos no solo marcó su final en el torneo americano, también dejó escrita su no presencia en Lille, donde este fin de semana España buscará su décima final de Copa Davis ante Francia en un escenario similar al bombazo de Mar de Plata en 2008. Sin Nadal, la gran estrella de la galaxia española, Sergi Bruguera dispondrá del mejor equipo posible dadas las circunstancias, con la confianza en que Roberto Bautista y Pablo Carreño den el paso adelante necesario en esta crucial ronda. «Nuestras opciones con Rafa y sin Rafa son distintas. Es evidente que tenemos más oportunidades si está, ahora el equipo francés es más favorito», aseveró el capitán.

España afrontará sus primeras semifinales desde 2012, con el objetivo de acercarse a un ensaladera que será la última bajo el formato clásico, ya que la Copa Davis, tras 118 años de existencia, dará paso a la Copa del mundo el año que viene. Para evitarlo, los franceses han dispuesto una pista 'anti Nadal', lo más rápida posible y techada. Como en Mar de Plata, no estará Nadal, la pista y el público (27.000 espectadores) estarán en contra.

Viernes
13.30 horas
Benoit Paire (FRA) - Pablo Carreño (ESP)
Lucas Pouille (FRA) - Roberto Bautista (ESP)
Sábado
14.00 horas
Julien Bennetau-Nicolas Mahut (FRA)-Feliciano López-Marcel Granollers.
Domingo
13.00 horas
Lucas Pouille (FRA) - Pablo Carreño (ESP)
Benoit Paire (FRA) - Roberto Bautista (ESP)

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos