Me siento más segura que antes

Gracias a la práctica de Krav Magá las chicas ganan confianza en sí mismas, y además, se ven más seguras a la hora de salir solas