Una Virgen Blanca con revancha y sin riojanos

V. S. LOGROÑO.

Aspe y Asegarce presentaron ayer la feria de la Virgen Blanca, segunda gran cita del verano en los frontones. Cuatro festivales y dos claros alicientes. El primero, la revancha de la final del Campeonato Manomanista, con la que se abrirán las jornadas de pelota el domingo 5 de agosto. El segundo, el torneo de parejas, con un formato exprés, dos semifinales y una final, y sin riojanos. No le ha servido a David Merino ser el ganador del 2017 ya que Aspe ha apostado por sus dos primeras espadas: Rezusta y Zabaleta.

El primer plato se servirá el citado día 5 con el denominado 'Desafío Rosado Homenaje', un duelo entre Aspe y Asegarce. Comenzarán en parejas Elezkano II-Martija frente a Arteaga II y Aretxabaleta. El plato fuerte será la reedición del mano a mano entre Altuna III y Olaizola II, la final que el pasado mes de mayo se saldó con triunfo del guipuzcoano. Y, como colofón, un cuatro y medio con presencia de Víctor ante Retegi Bi.

Para el lunes, día 6, la primera semifinal del Torneo, entre Ezkurdia-Rezusta y Artola-Larunbe. En el último partido, dos riojanos jugarán juntos (Darío y Merino II) para tratar de batir a Peña II e Ibai Zabala. Para el martes, la otra semifinal (y otra vez duelo entre joven y veterano) con Altuna-Zabaleta ante Olaizola-Albisu. En el tercer partido, duelo de zagueros riojanos: Elezkano y Pedro Ruiz ante Laso-Untoria. Y el jueves, día 9, se disputará la final del mini-torneo de Parejas.