CAMPEONATO DE PAREJAS

Victoria a veintidós por hora

Bengoetxea VI se prepara para golpear de derecha. :: l.r./
Bengoetxea VI se prepara para golpear de derecha. :: l.r.

Bengoetxea e Imaz estrenan su casillero de triunfos en el Parejas en un cómodo partido

M.G.LOGROÑO.

El Beotibar tolosarra medía ayer a dos parejas de idéntica trayectoria en el Campeonato de Parejas. Una saldría victoriosa y la otra, tocada. En el frontón no se puede empatar. Ya ni siquiera en el vestuario, pues ambos dúos, de Asegarce los dos, no compartieron ya vestuario. Nuevos tiempos. Bengoetxea e Imaz ganaron por 22-10 con una facilidad mayor de lo pensado para una cátedra que apostó a partes iguales por ambos. Los ganadores estrenan su casillero de victorias; los perdedores acumulan la tercera en otros tantos encuentros.

22 Bengoetxea-Imaz

10 Urrutikoetxea - Zabala

Duración
57 minutos
Pelotazos
470
Saques
Bengoetxea, 2; Urrutikoetxea,0
Faltas
Bengoetxea, 1; Urrutikoetxea,0
Ganados
Bengoetxea, 8; Imaz, 4; Urrutikoetxea, 5; Zabala, 0
Perdidos
Bengoetxea, 3; Imaz, 1; Urrutikoetxea, 4, Zabala, 4
Marcador
5-0, 5-2, 6-2, 6-3, 9-3, 9-5, 11-5, 11-6, 16-6, 16-7, 17-7, 19-7, 19-8, 20-8, 20-10 y 22-10
Incidencias
Beotibar de Tolosa. Media entrada.

Bengoetxea e Imaz habían perdido sus dos primeros partidos ante Artola y Mariezkurrena y Olaizola y Albisu, respectivamente. Urrutikoetxea e Ibai Zabala, también. Y ante los mismos adversarios. Ayer se rompían una tablas de dudoso honor.

Oinatz Bengoetxea es un jugador electrico, rápido, sin respiro. Gane o pierda el tanto. Así, el navarro salió a la cancha a romper el partido desde el primer pelotazo. Dicho y hecho. Un gancho, una dejada, dos derechazos de Imaz y un error de Zabala arrojaron la primera fractura: 5-0. Si bien Urrutikoetxea respondió con sendos ganchos, los azules no encontraron ayer ni el sitio ni el ritmo adecuados para hacer frente a sus adversarios. Muy intermitentes. Demasiado. Bengoetxea quiere velocidad y si la logra es peligroso. Imaz comenzó serio y acabó de igual manera. Dominó a Zabala hasta el punto de perder una única pelota por cuatro de su adversario. Y además sumó cuatro tantos. Zabala, ninguno.

La pelea quedaba para el acierto y el error cerca del frontis. Entre ganchos y fallos, el compromiso alcanzó el 11-5 con un tanto de saque, segundo y último, de Bengoetxea. Sin embargo, una falta de saque del navarro dio un respiro a los azules. 11-6. Breve paréntesis en el camino hacia la victoria, pues otra tacada de cinco tantos rompió definitivamente el partido. Tres aciertos de los colorados y dos errores de los azules. Nueve fallos juntaron entre Urrutikoetxea y Zabala, por cuatro de sus adversarios. Difícil ganar sin ritmo y sin acierto. Urrutikoetxea frenó la sangría con una pelota a la pared, pero no evitó que Bengoetxea e Imaz enlazaran tres tantos más, el último tras una carambola del navarro. Bonita, letal e inusual jugada.

El partido estaba sentenciado con 19-8, pero había que llegar al 22. No se apreciaba sensación de remontada. Simplemente, de acabar. Los azules habían entregado la cuchara. No era su día y Bengoetxea no quería más concesiones. Dos tantos del delantero y al vestuario. 22-10. En uno de ellos hubo más alegría que en el otro. Antaño, quizá hubiera habido silencio en el único por respeto a los perdedores.

El frontón de Arbizu recoge hoy el testigo del torneo (22.00 horas, ). Ezkurdia y Ladis Galarza, que no conocen la victoria, se miden a Irribarria y Zabaleta, que han ganado uno de sus dos encuentros jugados.

 

Fotos

Vídeos