No hubo revancha sino castigo

Olaizola busca la pelota ante Altuna, ayer. :: iosu onandia/e.c./
Olaizola busca la pelota ante Altuna, ayer. :: iosu onandia/e.c.

Altuna humilla a Olaizola II con un recital de remates y una gran solidez defensiva

V. S.LOGROÑO.

La revancha de la Final Manomanista del pasado mes de mayo no sólo no cicatrizó las heridas de Olaizola, sino que Jokin Altuna se encargó de abrirlas y echarles sal. El de Amézqueta llegó a 22 paseándose hasta su rival, al que dejó en cinco tantos, una cifra casi impensable para el veterano delantero de Goizueta. Pero en el Ogueta vitoriano, ayer sólo hubo un pelotari.

22 Altuna III

5 Olaizola II

Duración
40 minutos.
Pelotazos
189.
Saques
Altuna, 4; Olaizola, 1.
Faltas
Altuna, 0; Olaizola, 0.
Ganados
Altuna, 13; Olaizola, 1.
Perdidos
Altuna, 3; Olaizola, 5.
Marcador
0-1, 3-1, 3-3, 4-3, 4-4, 10-4, 10-5 y 22-5.
Incidencias
Menos de media entrada en el Ogueta, en el primer festival de la Feria de la Blanca. El dinero salió 100 a 80 por Jokin Altuna.

El verano nunca es un buen momento para el mano a mano. El día a día son los duelos de parejas y, sin entrenamientos, resulta muy difícil retomar las buenas sensaciones. Pero Altuna parece que tiene varios chips y que en su cabeza instala el que quiere y cuando quiere.

Ayer, en el primer tramo del partido, le tocó tirar de golpes defensivos (voleas, sotamanos, carreras hacia atrás...) hasta lograr ventajas y acabar los tantos. Eso fue hasta el 4-3, con una tremenda volea de Altuna. Un momento después, el 5-4 llegaba con un gancho que descorchaba la capacidad rematadora de Jokin Altuna.

Aunque en ese momento pareciese increíble, Olaizola sólo iba a poder mover el marcador en una ocasión y fue en el 10-5, cuando Altuna envió la pelota al colchón superior. Todo lo demás o bien lo hizo el joven campeón manomanista o bien fueron deméritos del veterano puntillero navarro.

Porque la superioridad de Altuna minó a su rival, que fue perdiendo capacidad de respuesta hasta acabar desolado. Se vio claramente superado en el 11-5, cuando el de Amézqueta llegó a la contracancha, devolvió la pelota para tomar el mando de tanto y lo abrochó con un gancho a bote.

De ahí hasta el 22 todo fue un paseo con momentos brillantes, como las tres dejadas del 14-5 o las dos aperturas con las que logró el 20-5. Además, con el saque, Altuna hizo un daño tremendo a un Aimar casi desconocido.

Tras su triunfo, que se sumaba al logrado por Elezkano y Martija, se repartieron las botellas de Homenaje, que volvieron a ser para los pelotaris de Aspe.

Triunfo de Víctor

Pero quedaba un tercer partido con claro color riojano: un cuatro y medio en el que se enfrentaban Darío y Víctor. El segundo fue el ganador por un claro 22-9. Muy sólido se mostró el más veterano de los dos delanteros ezcarayenses, con muchos recursos y enorme seriedad. Mientras, Darío no tuvo su día con el saque y falló en demasía, para acabar el partido triste por no haber rendido al nivel que él deseaba.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos