Olaizola II y Bengoetxea VI se cruzan en la elección del Labrit

L.R.Logroño

La pasada semana, Oinatz Bengoetxea protestaba por las pelotas que le ofertaron para jugar en Eibar. Perdió. De hecho, se quedó en seis tantos. En Bilbao, Altuna aseguraba que uno de los cueros era un «balón blanco». Se quedó en nueve. En Bilbao también, Olaizola no protestó, porque casi nunca tiene motivos para ello. Es así. Alcanzó el cartón veintidós.

Olaizola y Bengoetxea se ven las caras esta mañana en el Labrit de Pamplona. Se medirán el sábado. El primero suma siete triunfos en nueve partidos; el segundo, tres victorias. Y quedan cinco rondas para que concluya la primera fase del Parejas. Si Bengoetxea e Imaz pierden, quizá hayan dicho adiós a la pelea por el título, pero si ganan, mantendrán las aspiraciones.

Dicho de otra forma, las miradas estarán puestas en el cestaños. Olaizola no protestará por el material ofrecido; lo interesante será conocer la reacción de Oinatz Bengoetxea.