Un multitudinario San Fermín amenaza la primacía de la feria de San Mateo

V. S. LOGROÑO.

¿Cuál es la mejor feria del verano? La pregunta tiene múltiples respuestas según el interlocutor. Pero, históricamente, la última, la de San Mateo, era considerada la 'prima inter pares'. En ella, las empresas arriesgan, mezclan jugadores, innovan y se esfuerzan por cerrar la época estival dejando un gusto dulce entre los aficionados. Son ocho días de pelota que se viven con intensidad, con ese punto de ebullición que alcanza el Adarraga en las grandes fechas.

Pero es que en Pamplona, además de ocho días hay nueve festivales. Y, sobre todo, un ambiente que ha convertido al Labrit en uno de los epicentros de la fiesta. Casi 10.500 aficionados visitaron la 'Bombonera', con siete llenos y otros dos festivales que rozaron el pleno. Nadie parece quejarse del calor infernal ni de la incomodidad de un Labrit abarrotado. La fiesta prima. Y los jóvenes (y no tan jóvenes) toman el recinto. Esa imagen ya no es común en el Adarraga, donde los sanmateos se desarrollan con picos de gran asistencia y festivales con poco público. Un motivo para reflexionar y para mejorar para que la feria de San Mateo continúe siendo la mejor del verano en todos los aspectos.

Presentación de La Blanca

Otra de las ferias clásicas de estos meses, la vitoriana de la Virgen Blanca, se presenta hoy a las 12.00 horas. El pasado año, David Merino fue el único riojano de la feria y que, además, logró el título en el Ogueta. Hoy se sabrá si Aspe mantiene la apuesta por el de Villar de Torre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos