Pelota

El Manomanista entra en ebullición

Urrutikoetxea busca la volea ante Ezkurdia en la semifinal del Cuatro y Medio. /Maika Salguero/E.C.
Urrutikoetxea busca la volea ante Ezkurdia en la semifinal del Cuatro y Medio. / Maika Salguero/E.C.

El vizcaíno vuelve a lucir su mejor juego mientras que el navarro tratará de mantener su racha campeona en el Bizkaia | Urrutikoetxea y Ezkurdia buscan el pase a la final en un partido de reivindicación

Víctor Soto
VÍCTOR SOTOLogroño

El Campeonato Manomanista llega este fin de semana a uno de sus puntos álgidos. Las semifinales del torneo llenarán de actividad hoy y mañana los frontones de Bilbao y de Eibar. El objetivo de los cuatro contendientes: estar el 2 de junio en el frontón Bizkaia para pelear por la chapela y el honor de vestir de colorado durante todo un año.

En Bilbao (17.45 horas, ETB1), Urrutikoetxea y Ezkurdia se miden por el primero de los billetes hacia la final. Los dos llegan con los deberes hechos en cuartos de final, donde eliminaron con solvencia a Bengoetxea y Jaka. Pero el pasado reciente no va a servir hoy, como tampoco los resultados de ediciones anteriores, en las que Urrutikoetxea acumula dos triunfos sobre su adversario, en el 2016 y el 2017.

Hoy todo es nuevo en el recinto de Miribilla. Sobre todo porque Mikel Urrutikoetxea vuelve a ser el delantero quirúrgico, frío y demoledor de antes de la mononucleosis que le mantuvo alejado de las canchas el pasado y de la que le ha costado recuperarse hasta mostrar su mejor juego. Visto lo visto en el encuentro ante Bengoetxea, se puede tener confianza en el de Zarátamo, que aspira a clasificarse para su tercera final a toda cancha (ganó la del 2015 y perdió la del 2016).

Mientras, para Ezkurdia ganar hoy supondría alcanzar cotas nunca logradas en sus siete participaciones en el mano a mano. Sí sabe el navarro lo que es ganar a Urrutikoetxea en el cuatro y medio. El año pasado lo logró en las semifinales, antesala del primer título individual del delantero de Arbizu.

En el frontón Bizkaia, recinto que se le da especialmente bien a Urrutikoetxea, el navarro tendrá que incomodar al vizcaíno, presionarle con la volea y hacerle correr si no quiere verse fundido por la capacidad de Urrutikoetxea de alargar el pelotazo y cerrar tantos con el gancho o la dejada.

El dinero saldrá a la par, lo que demuestra que ni la cátedra sabe a quién impulsar en un duelo que se prevé muy abierto.

En el primer partido, Víctor jugará con el recuperado Albisu ante Artola y Mariezkurrena mientras que Salaverri se vestirá de blanco en el que cierra la tarde.

Olaizola, 101 días después

Por otra parte, hoy habrá pelota en la localidad zamorana de Aspariegos con un claro protagonista. Aimar Olaizola vuelve a la competición después de lesionarse en febrero. Ciento un días después, el de Goizueta vuelve a jugar con Eskiroz ante Bengoetxea y Aranguren.