«Algunos decían que no podía jugar mano a mano»

Jokin Altuna posa con una pelota en la mano . :: félix morquecho/
Jokin Altuna posa con una pelota en la mano . :: félix morquecho

El de Amézqueta ensalza el potencial de Olaizola II y asegura que sólo se centra en «hacer todo bien» para poder ganar

Eloy Madorrán
ELOY MADORRÁNLogroño

El pelotari Jokin Altuna (Amézqueta, 27/03/1996) se ha plantado en la final del Manomanista contra pronóstico. Ahora tiene la oportunidad de sumar una chapela a la del Cuatro y Medio que consiguió el noviembre pasado. Se convertiría en el pelotari total.

- ¿Cómo se encuentra cuando se va acercando la final y después de una semifinal tan exigente como la que disputó contra Ezkurdia?

- Bien, muy contento y centrándome en la final.

- ¿Cómo recuerda la semifinal?

- Tenía claro que para ganar a Ezkurdia tenía que jugar muchísimo y fue muy duro, pero por suerte pude ganarle y ahora estoy con mucha confianza.

- Del rival en la final, Olaizola II, es complicado decir algo nuevo que no se haya dicho ya.

- Aimar ha demostrado muchísimo siempre, siempre que sale a la cancha demuestra todo lo que juega y es un partido muy difícil. Pero yo siempre digo que no tengo que centrarme en el contrario, si hago eso será mala señal. A mí me preocupa mi juego únicamente.

- Está claro que lo primero es su juego. Pero en estos días que quedan para la final, ¿va a entrenar algo específico que considere que su contrario hace bien como los ganchos o el saque?

- Los que están ahí arriba, en semifinales o en la final, todos hacen bien todas las cosas. Hoy en día en el mano a mano no hay secretos. Si un pelotari hace alguna cosa mal pues ya no puede ganar. Y contra Aimar, como contra otros, sé que tendré que hacer todo bien para poder ganar.

- Olaizola II es un especialista en la distancia, su historial así lo refleja. ¿Cree que tiene algún punto débil el juego de su rival?

- No, no tiene punto débil. Cada vez que sale a la cancha demuestra todo lo que juego y ya soy consciente de que tengo que jugar un montón para ganar.

- ¿Cómo cree que se desarrollará la final? ¿Prevé que será muy exigente físicamente?

- No tengo una idea. Al final piensas de una manera y luego te sale de otra. Yo sé que si juego bien será una final dura. Y si no juego bien me va a ganar fácil la final. Aimar, en este tipo de partidos, siempre da todo lo que tiene, siempre juega al cien por cien y yo para ganarle tendré que jugar muchísimo.

- Porque sabemos la fecha de nacimiento de Olaizola, si no pensaríamos que nos está engañando. Está hecho un chaval.

- Sí, siempre ha estado bien. Ahora también, está como un toro. Y para ganarle sé que tendré que jugar muchísimo.

- Usted ganó el Cuatro y Medio y ahora tiene la opción de hacerse con el título de mano a mano. ¿Si vence se certificará que es usted el pelotari total, el todo terreno?

- No sé. Al final eso lo decís vosotros. Yo estoy contento con el año que he hecho pero había mucha gente que decía que no podía jugar mano a mano y ahora dirán que juego muchísimo. Ya sabemos cómo funciona la gente y yo estoy muy contento porque tenía muchas esperanzas puestas en este campeonato porque quería demostrar que puedo jugar bien y no me esperaba llegar a la final. Por suerte he llegado, he sido justo vencedor en los tres partidos y ahora a aprovechar el momento y a ver si lo puedo redondear con la chapela.

- ¿Qué le parece el frontón de Bilbao?

- Cada uno tenemos unos frontones que nos gustan más que otros. Pero bueno, pienso que hay que jugar en todos los frontones. He tenido grandes partidos en Bilbao. Al final tenemos que acostumbrarnos a jugar en todos. Es cierto que durante el año jugamos poco en Bilbao. Pero si jugamos es buena señal. Significa que jugamos finales.

- Por último, si la final llega con empate a 21 tantos, ¿va a tener algún reparo en jugarse la pelota definitiva?

- Yo te digo que firmaría en todas las finales llegar a empate a 21. Eso significa que tienes opciones hasta el final y el contrario también tiene opciones. Pero llegar ganando más fácil es complicado por la igualdad que existe. Si llegamos a 21 iguales habrá que echarle huevos, pero será complicado.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos