Pelota

Las auténticas armas de Eibar

Las auténticas armas de Eibar

La volea de Elezkano y el golpe largo de Irribarria protagonizaron la elección de material en el frontón Astelena

Víctor Soto
VÍCTOR SOTOLogroño

Desde el siglo XV, la industria armera ha estado férreamente unida a la historia de Eibar. Del hierro y la pólvora, la localidad guipuzcoana hizo una industria y se labró un futuro. Pero el domingo, en el Astelena, sólo habrá ojo para dos armas, las que presenten los duelistas Danel Elezkano e Iker Irribarria en un combate a muerte por una plaza en la final del Campeonato Manomanista. Y cada uno guarda su panoplia con el mayor cuidado. Ayer, durante la elección de material quedó claro que Elezkano fía en la volea su suerte, mientras que Irribarria volverá a sacar su cañón de zurda para intentar llegar a 22.

«Para mí, Danel es un contrario incómodo. Presiona mucho y con la volea hace mucho daño. A ver si consigo darle bien a la pelota, sobre todo para responder a las voleas de Danel. Es un pelotari que juega más de lo que la gente cree y encima no regala nada, explicaba el de Arama tras escoger dos cueros de 106,5 y 106,2 gramos «más tranquilos» que los de 105,9 y 106,1 gramos del vizcaíno que «andan más por el suelo».

Para Elezkano supone un reto llegar a su primera final del Manomanista. «Tengo claro cómo jugar en el mano a mano, independientemente del rival que me toque. Tengo que jugar de aire porque no soy un pelotari de pelotazo largo. Siempre tengo que intentar jugar agresivo y adelante. Luchar hasta el final y no dar por perdido ninguna pelota», resumió Elezkano.

Zabala busca buenas sensaciones para cerrar el Manomanista

Javier Zabala se quedó sin final del Campeonato Manomanista de Promoción en el Adarraga y lo hizo con malas sensaciones. Esta tarde (20.00 horas; en diferido por ETB1, 22.05) busca revertir ese regusto amargo en la lucha por el tercer y cuarto puesto ante Aranguren, que le puso las cosas difíciles a Darío. Como premio, si alguno de los finalistas se lesiona, el ganador entraría en la final.

El favoritismo recae sobre Irribarria, aunque éste no se fía. «Que las apuestas estén a mi favor es síntoma de que la gente tiene depositadas ciertas esperanzas en mí. Yo estoy con buenas sensaciones y ahora más después de ganar al vigente campeón. El partido ante Altuna III era muy importante para mi, para recuperar la confianza», sentenció Irribarria.

En Pamplona y Ribafrecha

Mientras, en aficionados, la atención se centra hoy en Ribafrecha con un festival con dos semifinales del Manomanista desde las 18.00 horas y en Pamplona, donde los riojanos participan en el Nacional de federaciones absoluto y sub-22.