Aspe prescinde de los hermanos Merino

Aspe prescinde de los hermanos Merino

David, campeón del Parejas 2012, y Miguel, triple subcampeón en Promoción, cierran ocho y once años como profesionales

VÍCTOR SOTO LOGROÑO.

La pelota riojana sufrió ayer un tremendo varapalo. En Eibar, el máximo responsable de Aspe, Fernando Vidarte, se reunía con Miguel y David Merino. Cuarenta minutos de charla y una decisión: ninguno de los dos continuará con la promotora eibarresa. Un terremoto inesperado en buena parte. Porque estaba claro que Aspe no iba a seguir contando con Miguel Merino, pese a su pundonor más que notable y a su siempre digno desempeño en las canchas, ya que desde hace tiempo la apuesta es por zagueros jóvenes y con contratos adaptados a una pelota de consumo rápido. A los 31 años, otras caras eran preferibles para los partidos de complemento.

Lo más sorprendente ha sido la decisión de cerrar el ciclo de David Merino. A los 28 años y con un Campeonato de Parejas logrado en el 2012 junto a Titín III, el de Villar de Torre se había mantenido con altibajos entre la élite de Aspe. Ocho años consecutivos disputó el torneo que se ha convertido en la única tabla salvavidas para los zagueros. En el último, junto a Iker Irribarria. Si Asegarce no hace nada para remediarlo, será su última oportunidad. Aunque David no es optimista: «Una vez que se acaba es muy difícil volver. No es como el fútbol, donde hay 20 equipos, sino que sólo hay dos empresas grandes y el resto que trabajan más en verano», analizaba David.

MIGUEL MERINO

uFecha de nacimiento
16/4/1990.
uDebut
4/7/2010 en el frontón Adarraga.
uPartidos
391, con 190 victorias.
uPalmarés
Campeón del Parejas 2012, subcampeón del Cuatro y Medio de Promoción 2010, ganador de San Mateo en 2015, 2013 y 2012 y campeón del mundo sub-22 en el 2008, entre otros.
uFecha de nacimiento
29/12/1986.
uFecha de debut
6/7/2007 en Ezcaray.
uPartidos
371, con 176 ganados.
uPalmarés
Subcampeón del Parejas de Promoción 2014 y 2011, subcampeón del Manomanista de Promoción 2011, subcampeón de la Feria de San Mateo 2011 y doble campeón de España, entre otros.

Los dos hermanos, referentes en los frontones riojanos desde que comenzaron a despuntar en el Club de Pelota de Ezcaray, se van por la puerta de atrás. Los últimos años han sido muy duros para ambos. Para el mayor, relegado a partidos intranscendentes y para curtir nuevos zagueros, faceta en la que siempre ha destacado; para el menor, cayéndose de carteleras estelares, de los partidos de campanillas y cada vez sufriendo más en la cancha.

Ambos recibieron ayer la noticia como un jarro de agua fría pero, como profesionales, acordaron cumplir con los partidos que Aspe les tenía programados hasta mediados de mes. Así, Miguel Merino dirá adiós en Ezcaray el próximo día 10 de agosto. Mientras, David jugará mañana en Vera de Bidasoa, el domingo en Oyarzun, el lunes en Vitoria y el día 12 en Aoiz, su última parada con Aspe.

Pese al varapalo, ambos tienen claro cuál va a ser su futuro. «Voy a seguir jugando a la pelota. Tengo ilusión y ganas. Cuando acabe esos cuatro partidos y finalice el contrato, un poco de tranquilidad y ya veremos», explicaba el menor de los zagueros de Villar de Torre. «La vida no se acaba aquí. No voy a dejar de jugar y ya ha habido empresas que han contactado conmigo», replicaba Miguel Merino.

Un suspiro

Para ambos hermanos la travesía con Aspe ha sido como un suspiro. Miguel debutó el de julio del 2007 en Ezcaray, junto a Capellán ante Del Rey y Elkoro. Se despedirá en el mismo frontón once años después. «Tengo que agradecer estos años, la confianza depositada en mí. Me marcho contento con el trabajo realizado. Siempre he ido al frontón y lo he dado todo», incidía Miguel.

«Parece que fue ayer cuando debuté», explicaba David en referencia al día 4 de julio del 2010, cuando junto a Titín III dejó en cinco a Aritz Lasa y Pascual. Su llegada al profesionalismo fue un soplo de aire fresco. En los frontones no se hablaba sino de la elegante zurda del de Villar de Torre. En el 2011, llegó a semifinales del Parejas junto a Juan Martínez de Irujo. En el 2012 se vistió la chapela con su amigo Titín III. Desde entonces, no ha faltado en ningún torneo de Parejas, pero no volvió a superar la liguilla de grupos, ni con Titín ni con Xala, Altuna, Ezkurdia o Irribarria. «Los primeros años fueron los mejores y luego han llegado altibajos», analizaba David Merino. «También me ha faltado un poco de suerte», resumía.

Del campo profesional, los dos se quedan con el ambiente vivido. «He conocido amigos maravillosos y he hecho grandes compañeros. Mucha gente se ha portado muy bien conmigo», decía David. Su hermano, también recordará las horas de compañerismo previas a los partidos: «Los ratos de los vestuarios han sido los mejores». Y también detalles. «Mi sueño era debutar y lo logré. Luego he jugado con Titín, con el que fui campeón, con Irujo, con Altuna... con todos los grandes. Me quedo con la espina de no haber podido compartir un partido con Capellán, que nos entrenó desde niños», resumía ayer David.

Más

 

Fotos

Vídeos