Albisu arrolla a Zabaleta

Albisu observa a Zabaleta, atrapado en la pared izquierda, ayer en Ataun. :: luis michelena/d.v./
Albisu observa a Zabaleta, atrapado en la pared izquierda, ayer en Ataun. :: luis michelena/d.v.

El de Ataun tira de saque y convicción para superar a un rival mermado físicamente y ya sueña con dar guerra a Olaizola II en octavos de final

LA RIOJA LOGROÑO.

Jon Ander Albisu se llevó el duelo de zagueros y cabalga en el Campeonato Manomanista gracias a su saque, su frialdad y su convicción. No es la modalidad el antiguo paraíso para los pegadores, pero estos quieren seguir dejando notas de competitividad.

22 ALBISU

0

Duración
35 minutos.
Pelotazos
159.
Saques
Albisu, 6; Zabaleta, 2.
Faltas
Albisu, 0; Zabaleta, 0.
Ganados
Albisu, 11; Zabaleta, 3.
Perdidos
Albisu, 3; Zabaleta, 5.
Marcador
0-1, 5-1, 5-3, 12-3, 12-4, 14-4, 14-8 y 22-8.
Botilleros
Berasaluze, con Albisu; Apezetxea, con Zabaleta.
Incidencias
Unos 500 espectadores en el frontón de Ataun. El dinero salió 100 a 80 a favor de Albisu.

El de Ataun, que jugaba ante sus vecinos y había tenido tiempo para entrenar a toda cancha, se aprovechó de un José Javier Zabaleta cargado de compromisos en la última semana, incluyendo la final del Parejas que ganó, y que apenas dispuso de tiempo para prepararse. Se notó desde el principio.

A pesar de lograr el primer tanto de saque, en cuanto Albisu cogió el tiro inicial hizo mucho daño a su rival, que falló en la volea y no se encontró cómodo. El de Ataun tiró de su fuerza para sacar de sitio a su rival, siempre lejos del frontón, aunque este logró contrarrestar el 5-1 y ponerse 5-3. Fue un espejismo. El choque se rompió en ese tramo inicial, cuando el pelotari local logró una tacada de siete tantos para colocar el 12-3.

Albisu estaba muy tranquilo, controlando su poder y marcando más diferencias: 14-4. Zabaleta sacó la cabeza yendo a por el saque-remate y encadenó cuatro tantos, uno de bella factura de dejada desde más atrás del seis.

Pero Albisu quería acabar por la vía rápida y lo logró ante un adversario desarbolado. De momento, ya está en octavos de final, donde espera Aimar Olaizola, un especialista en la modalidad, con el que la historia seguro que cambiará.