Pelota

Rubén Salaverri se gana la segunda oportunidad

Rubén Salaverri se gana la segunda oportunidad
Eloy Madorrán

En apenas dos años y medio de profesional, el riojano ha logrado clasificarse por segunda vez para la final del Parejas de Promoción

ELOY MADORRÁN

Sin hacer ruido, con discreción, cumpliendo día a día en el frontón y trabajando en el gimnasio, Rubén Salaverri (Fuenmayor, 15/01/1998) acaba de clasificarse para la final del Campeonato de Parejas de Promoción. «Se duerme a pierna suelta después de clasificarnos (risas). Llegué reventado a casa por la tensión. Pero muy satisfecho y contento por habernos metido en la final», explicaba ayer el zaguero de Fuenmayor.

Rubén Salaverri y Asier Agirre lograron el punto decisivo el pasado sábado al vencer en el Labrit a Peio Etxeberria y Garmendia (22-15). Ambos tienen ya la vista puesta en el próximo día 30. Será entonces cuando se enfrenten a Elordi y Oier Etxebarria, de nuevo en el recinto pamplonés. «Para mí es de los mejores frontones donde se puede jugar. El ambiente lo notas encima y el frontón es muy noble, la pelota no te hace extraños», recuerda el pelotari riojano.

A pesar de que apenas hace dos años y medio de su debut en el campo profesional (21/09/2016), Salaverri ha conseguido llegar en dos ocasiones a la final del Parejas de Promoción. La primera, en 2017, la perdió junto a Peña II ante Arteaga II y Erasun (22-12). La siguiente está por ver. En cualquier caso, unos méritos que cobran especial relevancia si se tiene en cuenta que el riojano ha estado seis meses en el dique seco debido a una grave lesión (distensión en el nervio del bíceps de su brazo derecho).

«Me la he ganado yo»

«Haber jugado una final ya te da un plus de saber llevar la presión del momento, el ambiente, el saber que hay un título en juego. Creo que he madurado mucho como pelotari y me pilla en un momento muy bueno. A la primera final llegué con las manos justas y sentía que esa final no me pertenecía (no pudo jugar seis partidos). Ahora me la he ganado yo al cien por cien», recuerda el riojano.

Aunque no le gusta hablar de la lesión, lo que más valora Salaverri es haberse recuperado «plenamente» y «haber cogido una continuidad» que le está viniendo muy bien.

Agirre y Salaverri van a defender en la final los intereses de Baiko, empresa que se ha quedado fuera de la final del Parejas de Primera. Sin embargo, el zaguero riojano no considera que esta circunstancia suponga una presión añadida para ellos: «Vamos a pensar en lo nuestro que es aprovechar esta opción que nos hemos ganado a pulso. Seguro que tanto Asier como yo vamos a salir sin presión de ningún tipo».

Aunque tenía previsto jugar en El Villar de Arnedo este viernes, Salaverri ha optado por no vestirse de blanco y preparar la final del día 30.