Irujo y Barriola cumplen lo exigido

Juan Martínez de Irujo felicita a Abel Barriola. Los dos estarán en la final del 4 de mayo. /
Juan Martínez de Irujo felicita a Abel Barriola. Los dos estarán en la final del 4 de mayo.

Los navarros pelearán por el título del Parejas contra Olaizola y Aretxabaleta

EDUARDO GÓMEZ logroño

8 Xala-Zubieta

22 Irujo-Barriola

Duración
74 minutos
Pelotazos
698
Saques
Ninguno
Faltas
Ninguno
Ganados
Xala, 6, Zubieta, 1; Irujo, 13, Barriola, 0
Perdidos
Xala, 2, Zubieta, 5; Irujo, 2, Barriola, 1.
Marcador
0-2, 2-2, 3-3, 3-12, 4-14, 6-17, 8-17 y 8-22.
Botilleros
No hubo
Incidencias
Partido semifinal del Campeonato de Parejas de Primera Categoría jugado en el frontón de Bilbao, que registró una gran entrada

Si en alguna ocasión se puede elogiar un partido de pelota en el que el marcador registra al final un 22-8 es en el que se celebró ayer en Bilbao. Se ponía en juego un puesto en la final de la competición, que se ventilará el 4 de mayo, donde esperan Olaizola II y Aretxabaleta. Serán los rivales los vencedores de ayer, que lo fueron por una amplia diferencia, pero, el marcador no refleja la dureza de una pelea mucho más nivelada que lo que se desprende de los guarismos. Al final ganaron Irujo y Barriola.

Cuando el marcador señalaba 2-3 a favor de los azules ya se habían intercambiado casi cien pelotazos, con especial hincapié en el duelo que sostuvieron los zagueros, que ponían el máximo empeño en evitar que los delanteros encontraran facilidades para entrar al remate, conscientes de que tanto Irujo como el zurdo francés son hábiles en el manejo de sus respectivas zurdas en los primeros cuadros.

Esta tónica se mantuvo a los largo de la pelea, con notable lucimiento de Abel Barriola, sin duda el gran colaborador para que se luciera Irujo, que ayer estuvo muy activo y acertado, tanto a la hora de apuntillar como para lucir su espléndida pegada y atosigar al zaguero rival, que acabaría acusando los continuados pelotazos de los que era objeto. Al duelo le faltó la emoción de un resultado incierto, pero no se le puede negar calidad en su desarrollo. Hubo tantos revueltos que se rubricaron con grandes ovaciones, como el 4-3 que ganó Irujo, quien llevó con un gancho a Xala hasta la contracancha, para responder a la apurada devolución con un gran pelotazo que el francés intentó alcanzar en frenética carrera desde el rebote. El de Ibero se lució en repetidos ganchos, en un voleón a punto de chapa, en dejadas al rincón o pasando la pelota por la pared poniendo en apuros los riñones del francés. Terminó su repertorio en el tanto final llevando la pelota dormida en el primer cuadro haciendo inútiles los esfuerzos de los dos rivales para llevarla de nuevo a buena. Lo vencedores se fundieron en un emotivo abrazo.

El festival se inició con Aritz Lasa y Pascual frente a Jaunarena y el joven Tolosa, con triunfo de estos últimos por 22-6, producto de una gran superioridad, tanto en los primeros cuadros, con el de Leiza contabilizando 11 tantos, como en la zaga, donde Tolosa logró un rebote. Duró la pelea 45 minutos y se intercambiaron 403 pelotazos a buena.