MOTOCICLISMO

Viñales comienza mandando en el arranque MotoGP

Jorge Lorenzo conduce la Honda en Valencia. :: efe/
Jorge Lorenzo conduce la Honda en Valencia. :: efe

Lorenzo se estrena con la Honda en una jornada dominada por el catalán

BORJA GONZÁLEZ CHESTE.

La lluvia dio una pequeña tregua a MotoGP para permitir el arranque de la pretemporada 2019. Una jornada de muchas pruebas y estrenos. El más esperado, el de Jorge Lorenzo sobre la Honda como compañero de Marc Márquez. Poco después de mediodía hacía su entrada en pista, sin distintivos de su nueva escudería, y sin hacer declaraciones tras bajarse de la moto. Así que fue un debut con pocas pistas, de un piloto que aún no está al cien por cien, que completó 30 vueltas con un mejor tiempo a segundo y medio del más rápido, Maverick Viñales, y que vivió lo complicado de adaptarse a esta nueva moto.

«Normalmente la estadística dice que la primera vez que un piloto coge una Honda le cuesta un poco. Es una moto radical, muy agresiva, con un pilotaje peculiar a veces», explicó Marc Márquez después de confesar que no había hablado con Lorenzo. El campeón, que terminó segundo, probó el modelo 2019 que ya había usado en un entrenamiento privado en Aragón y con el que había rodado más rápido que con el de 2018.

«Hoy tenía que recoger información, intentar entender bien lo que han traído nuevo, la dirección, qué necesitamos y qué no. Con mi condición física tengo que dar pocas vueltas y de calidad», comentó Márquez en relación a su lesión en el hombro izquierdo.

Las Yamaha probaron un nuevo motor, evolución del que llevaba Zarco, que dio muy buenos resultados, sobre todo en el lado de Viñales, ya que Rossi se mostró algo más cauto. «La dirección es totalmente hacia lo que yo sentía», reconoció el español a la espera de probar otro motor diferente este miércoles. «Desde que soltaba el freno hasta el ápice de la curva me faltaba mucho paso por curva. Nuestros oponentes nos sacaban ahí. La dirección tomada ha sido en base a esos comentarios y estoy contento», reconoció.

El primer día en Cheste dejó también el buen debut de Morbidelli con Yamaha, y los de los novatos Bagnaia y Mir, muy sólidos, más el regreso de Tito Rabat tras su lesión, en una jornada en la que fue capaz de acumular 36 con su Ducati.

 

Fotos

Vídeos