Lorenzo lidera el apretado grupo de favoritos en Misano

Jorge Lorenzo celebra con su equipo la 'pole' en Misano. :: AFP/
Jorge Lorenzo celebra con su equipo la 'pole' en Misano. :: AFP

BORJA GONZÁLEZ MISANO.

Los favoritos cumplieron en Misano, en este caso, los cuatro primeros de la general y los que están marcando el paso en el campeonato. Se sumó Maverick Viñales, que ya en Silverstone evidenció una mejoría que no pudo concretar por la suspensión de la carrera y que viene del test que, en la pista italiana, completaron varios pilotos de MotoGP. Entre los que ya habían estado en Misano antes de la celebración del GP San Marino está Jorge Lorenzo. Los presentes en esta prueba privada ya habían advertido del ritmo terrorífico que el mallorquín había mostrado, un anticipo de lo concretado ayer y de lo que espera completar hoy.

La parte del sábado fue la de la 'pole', con un tiempo imposible para sus rivales. Lorenzo batió por dos veces su propio récord de 2016, aquel conseguido con Yamaha, en un entrenamiento que tuvo también como protagonista a Marc Márquez. El líder de la general se fue al suelo en el segundo de sus tres intentos, y pudo en un tiempo de dos minutos y 19 segundos (carrera desde la zona de grava a la pista auxiliar, carrera hasta encontrar un scooter, y carrera desde el paddock a la puerta del box en el 'pit lane' para coger su segunda moto) volver a su box para probarse una última vez, aunque sin completar la machada con una mejora de su anterior crono.

«Lo primero que se me ha pasado por la cabeza ha sido cruzar la pista, pero he pensado que igual me penalizaban», narraba posteriormente el del Repsol Honda, que al final terminó quinto. «Cruzar la pista es peligroso, pero como estaban ahí los boxes pensaba que sería más rápido. Luego he visto la moto de un fotógrafo, pero no estaban las llaves puestas. Y luego ha venido el bandera con otra moto y él ha hecho un gran trabajo, porque ha ido rápido. Y el equipo ha sido hábil, porque la moto estaba lista, fuera y sin calentadores. Hemos ido más rápido de lo que me esperaba porque he podido dar dos vueltas», reconoció Márquez.

El líder del Mundial de MotoGP volvió con rapidez a su box para probarse una última vez

El catalán compartirá esa segunda línea de salida con otro de los favoritos, Andrea Dovizioso, que había sido el más rápido el viernes y que se quedó a 53 milésimas de la primera línea (y a 0.087 del segundo puesto, en una parrilla en la que del segundo al séptimo terminaron distanciados por 0.112 milésimas).

«Será rápida», vaticinó sobre una carrera en la que se espera que la gestión de los neumáticos juegue un papel determinante. «Tenía mejores sensaciones que ayer, porque los neumáticos han trabajado de una forma normal. Somos rápidos y constantes y estamos en línea con los mejores. Jorge está muy en forma, Márquez y Maverick también van rápido, Valentino en la cuarta sesión ha mejorado. Somos bastantes los que tenemos un buen ritmo. Creo que la diferencia la marcará la estrategia. Tenemos que estar en la posición adecuada y ser constantes durante toda la carrera», dijo el italiano.

Efectivamente, y como desvela el análisis de tiempos, cinco pilotos muy igualados que están en disposición de ofrecer otra de esas carreras igualadas, en un grupo en el que también podría entrar el australiano Jack Miller, muy sólido.

«Yo creo que el grupo se irá recortando progresivamente según vayan pasando las vueltas y quizás los pilotos que somos más rápidos somos los que conservamos también mejor los neumáticos y los que pilotamos de una manera más consistente; y, sin embargo, a los que les falten unas décimas para seguir nuestra estela tendrán que apretar más y consumir más los neumáticos», analizó Lorenzo, que afronta la oportunidad de llevarse la segunda carrera italiana de la temporada tras vencer en Mugello. «Vamos a ver, será una carrera muy larga, muy dura y con mucho calor y en la que habrá dos claves, la estrategia de carrera y cómo se gestionen la energía y los neumáticos en la carrera y la propia elección de ambos neumáticos», apuntó.

El mallorquín sumó su tercera 'pole' de rojo, y tratará de aprovechar su buena reacción en la salida, consciente de tener al lado al más inexperto Miller y una 'caja' más allá a Viñales, que este año está teniendo muchos problemas tanto en la arrancada como en las primeras vueltas. «Estoy saliendo mucho mejor que antes. Quizás hayamos encontrado el sistema», apuntó el de Yamaha. «Antes iba desde el principio a 'full gas' y ahora no», admitió Viñales.

Un invitado más para una categoría que mantiene un sólido líder, pero que busca al segundo de la clase y que está en disposición ofrecer otro gran espectáculo después de la frustración de no poder ver la carrera de Inglaterra.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos