MOTO3

El guante 'biónico' ayuda a la heroicidad de Martín

B. GONZÁLEZ

buriram. La carrera de Moto3 tuvo todos los ingredientes que necesita una prueba de la clase pequeña. Primero, y como se esperaba, igualdad, con un grupo enorme en el que se mantuvieron casi hasta el final hasta 16 pilotos, con continuos cambios de posiciones. Desde el inicio, Marco Bezzecchi, autor de la 'pole', se mantuvo en los puestos delanteros; también desde el comienzo, Jorge Martín se mantuvo como pudo en la zona templada, lastrado por sus problemas físicos: una lesión inesperada en su mano izquierda, la que se dañó en Brno, que le generó una inflamación de los nervios que le impedía moverla. Desesperado por no notar mejoría, decidió correr con un guante 'biónico' que le permitió ser mínimamente competitivo en carrera y salvar así una situación crítica en un momento crucial de la temporada.

Una 'ayuda' a la que se sumó el error de Enea Bastianini, que ansioso por conseguir un buen sitio en la parte delantera del grupo para la salida de la última curva perdió su moto, llevándose por delante a Bezzecchi, en una prueba ganada por Fabio Di Giannantonio, por delante de Dalla Porta y Foggia. Martín fue cuarto.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos