Cheste, testigo de la última carrera de Pedrosa

El piloto de Sabadell dará las últimas 27 vueltas sobre su Honda en la que será su despedida del Mundial de motociclcimo y de la afición española

B. G.

Valencia. Dani Pedrosa se baja de la moto en el GP de Valencia. El piloto de Honda deja el Mundial después de 18 años en el campeonato, 13 de ellos en la élite del motociclismo, con 54 victorias (31 en la categoría reina), tres títulos mundiales (uno en 125cc y dos en 250cc) y otros tres subcampeonatos de MotoGP. Y, a diferencia de otros grandes pilotos que levantaron títulos y celebraron victorias, siempre lo ha hecho subido en una Honda. Ahora se marcha como uno de los mejores pilotos de la historia, el octavo con más triunfos, tantos como una leyenda como el piloto australiano Mick Doohan.

Su adiós se sabía desde el mes de julio, cuando confesó que la motivación por seguir en el Mundial se había terminado y lo mejor era poner pie a tierra. Este año, salvo que dé la sorpresa en Valencia, no ha ganado ningún Gran Premio, algo que había conseguido en las dieciséis temporadas anteriores con Honda. Todas, menos la primera.

Pedrosa, con 33 años, ha disfrutado mucho en los circuitos pero también ha sufrido. El piloto de Sabadell tuvo que modificar su estilo para hacerlo más delicado debido a su físico más propicio para las categorías pequeñas que para las motos de la categoría reina. «Mi límite ha sido físico. Me hubiera gustado medir un palmo más (1,58 centímetros es su altura», recordaba hace unos días con una sonrisa.

Su físico le ha hecho sufrir demasiado -se ha roto casi todas las partes de su cuerpo y ha pasado por el quirófano una docena de veces- y desde hace algunos años por su cabeza se barruntaba el adiós. «Estoy feliz puesto que MotoGP ha sido mi vida, me ha dado mucho, pero yo creo que también le he dado mucho. Hay que dejar paso a las nuevas generaciones», decía esta semana tras recibir el premio 'Leyenda de MotoGP' en su adiós al Mundial. Por delante tiene sus últimos 27 giros sobre su Honda. 27 vueltas que se le harán eternas. Las últimas de una leyenda del motociclismo.