MOTO2

Bagnaia pone la directa y Álex Márquez sube al podio

Cuarta victoria en 2018 para el líder de la general de la segunda categoría, con Quartararo y el catalán en el cajón, y con Joan Mir quinto

B. GONZÁLEZ

assen. Pecco Bagnaia logró su primera victoria mundialista en Assen en 2016, en Moto3, con una moto inferior a la de la competencia (la Mahindra). Una señal del buen entendimiento que el italiano, líder del Mundial de Moto2, tiene con el trazado holandés, lo que se confirmó este fin de semana. Bagnaia logró la 'pole' el sábado y fue un rival imposible para sus enemigos, que no consiguieron en ningún momento poner en duda el que iba a ser su cuarto triunfo del año, importante tras el 'minipinchazo' de Montmeló, donde sólo pudo ser octavo.

El pupilo de Valentino Rossi logró así un resultado que le ha permitido salir de Assen con 16 puntos de ventaja en la clasificación general del campeonato sobre Miguel Oliveira, muy desdibujado en el gran premio y que terminó sexto. El portugués aprovechó, además, la mala suerte de Baldassarri, que sufrió un pinchazo cuando marchaba segundo tras una fantástica remontada.

Márquez, satisfecho

«El fin de semana ha sido muy difícil, porque el viernes cometimos un error con el 'set up' y perdimos un tiempo que es oro para estar al nivel de los de delante. Y luego la caída en la calificación nos lastró muchísimo. Hemos salvado bastante bien un fin de semana complicado», resumió Álex Márquez, tercero en Assen, y que sufrió dos caídas durante los entrenamientos que le hicieron perder un poco el paso. Márquez no pudo aguantar el empuje de Fabio Quartararo, ganador en Montmeló hace dos semanas, que protagonizó un final eléctrico de carrera que le permitió acabar segundo y sumar su segundo podio en la clase intermedia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos