MOTO2

Bagnaia acelera en la dura pelea por el título

Victoria del pupilo de Valentino Rossi, con el hermanastro de este, Luca Marini segundo y Miguel Oliveira tercero

B. GONZÁLEZ BURIRAM.

Bagnaia continúa dando pasos hacia el título de Moto2. Una pelea a dos que se decantó de su lado sobre todo por su solidez en el tramo final de la carrera, en otra jornada aciaga para los pilotos españoles. Y es que en Tailandia ni Alex Márquez, segundo en la parrilla, ni Augusto Fernández, Joan Mir o Iker Lecuona, tres de los más fuertes en entrenamientos, pudieron dar la campanada, con el último como el mejor clasificado en carrera, séptimo. Los otros tres se fueron al suelo, lo que ha hecho que se alargue en un gran premio más el número de fines de semana sin triunfo español, algo que no llega desde la prueba de Japón de 2017, donde ganó Márquez.

El de Cervera perdió comba con los primeros tras tocarse en la quinta curva de la primera vuelta con Brad Binder, para después cometer un error e irse al suelo (una vez más) perdiendo cualquier posibilidad de lograr un buen resultado. Todo en una prueba en la que desde el inicio Bagnaia y Oliveira enseñaron los galones, mostrando por qué son los que se están jugando el título, aunque en esta ocasión terminaron acompañados por Marini, compañero de Bagnaia, y Binder, compañero de Oliveira, que plantaron cara hasta el final, hasta el punto de que Marini pudo batir en las últimas vueltas al portugués, que ya no contaba con opciones de vencer la prueba, para dar aún más aire al líder de la general.

Y es que Bagnaia afrontará las últimas cuatro carreras del campeonato con 26 puntos de ventaja, más de un gran premio de margen, un tramo del Mundial sobre el papel favorable para el portugués Oliveira, que ganó las tres últimas de 2017. A eso tendrá que aferrarse el luso si quiere plantar cara.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos