Marc Márquez, intratable

Marc Márquez. /
Marc Márquez.

Vence por delante de Rossi y Lorenzo e iguala a Doohan como piloto con más triunfos en una misma temporada

MIGUEL SESÉ

Marc Márquez alcanzó en Malasia su triunfo número doce de la presente temporada. O lo que es lo mismo, se convirtió, junto a Doohan en 1997, en el único piloto en alcanzar esos registros en un año de competición. El circuito de Sepang se ajustaba perfectamente a su pilotaje y a la Honda, y el de Cervera no lo desaprovechó, subió a lo más alto del cajón y logró el único récord que le faltaba por conseguir. Dos caídas de Pedrosa permitieron que Rossi y Lorenzo fueran quienes le secundasen en el podio.

Lorenzo salió nervioso, primero se tocó con un Márquez que, como habitualmente, intentó intimidar cerrando su trazada pero que se tuvo que ir largo y cedió hasta la sexta plaza debido a la oposición de su némesis. Jorge aguantó tercero, y dos interiores bestiales no pudieron ser repelidos ni por Dovizioso ni por Pedrosa, que comandaba la carrera hasta el hachazo del '99'. Dani intentó aguantar el ritmo, pero en la curva 15 se le cerró la dirección y se fue por los suelos, y con él todas sus opciones de ser subcampeón del mundo.

Quedaba por ver cómo sería la resolución de la carrera, y Marc Márquez no dejó lugar a dudas. Valentino Rossi adelantaba a Lorenzo, y Márquez hacía lo propio en cuanto tuvo la ocasión. Jorge se quedaba colgado víctima del ritmo de ambos y del sofocante calor, conformándose con una tercera posición muy trabajada.

Valentino intentó mandar, pero se dejó adelantar con facilidad por Márquez, cuyo ritmo era superior. Se marchó lo suficiente como para que no le pudieran meter la rueda y mantuvo su renta hasta el final de la carrera.

Rossi finalizó segundo y ahora aventaja en 12 puntos a Lorenzo en la lucha por ser subcampeón. Tras ellos, muy meritoria la sexta posición de Pol Espargaró a pesar de correr con un dedo roto. Todos, como casi siempre, tras un Márquez que aprovechó el número 12 de su hermano Álex para ondear su bandera en un doble homenaje en un circuito en el que Marc ha hecho historia.