Vettel, sancionado con tres puestos en la parrilla

D. SÁNCHEZ DE CASTRO

Cuando las cosas van mal siempre pueden ir a peor. Eso es lo que debe pensar Sebastian Vettel. El piloto alemán de Ferrari, que busca alargar el alirón de Lewis Hamilton lo máximo posible, está viviendo un GP de Austin para olvidar. Una torpeza durante el primer entrenamiento libre del fin de semana, en el que no aminoró la velocidad bajo régimen de bandera roja (considerada una falta grave en el reglamento de la FIA por el peligro que supone para el resto de pilotos y él mismo), provocó que fuera sancionado por los comisarios con tres posiciones en la parrilla de salida. Una situación que complica todavía más las pocas opciones que tiene de evitar el quinto mundial del piloto británico.

El piloto de Ferrari lamentó el castigo y consideró que «debería haber sentido común con la normativa», en un claro mensaje a los comisarios. «Fueron muy específicos diciendo que tardé 27.7 segundos en bajar la velocidad. Sí. Vi la bandera roja, reduje el ritmo, miré donde el coche podría estar atrapado o si había alguno en las curvas 9 y 10, y luego reduje significativamente para cumplir con la normativa», dijo el alemán. Más problemas para Vettel.

 

Fotos

Vídeos