Fórmula Uno

Red Bull se viste de incógnito con el RB15

El nuevo Red Bull RB15./ Red Bull Content Pool
El nuevo Red Bull RB15. / Red Bull Content Pool

El primer Red Bull-Honda, el RB15, se muestra con los colores de pretemporada y la certeza de que pueden ser peligrosos

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMadrid

Unas horas después de que Mercedes hiciese públicas las primeras imágenes del temible W10, Red Bull sacó a la luz el que va a ser su monoplaza más estudiado y complicado de domar desde que llegaron a la Fórmula 1.

El primer coche nacido en la fábrica de Milton Keynes con motor Honda, bautizado como RB15, se llevó los elogios multitudinarios de la afición gracias a una decoración que, para desgracia de muchos, sólo se usará en la pretemporada. Como en años anteriores, desde Red Bull quieren llevarse los focos desde el primer momento, y apostaron por unos vistosos colores rojos y azules oscuros que lucirán en la pretemporada en Montmeló a partir de la próxima semana.

En cuanto al coche en sí, como siempre, dejó claro que sus responsables no han olvidado cómo hacer un buen chasis. A diferencia del Mercedes, las líneas del RB15 sí tiene una clara filosofía continuista con respecto a su predecesor del 2018, si bien han apostado por un morro algo distinto con una toma de aire en el 'conducto S' más elevada, unos pontones laterales y superiores ligeramente más estrechos y un morro algo más ancho que el de Mercedes.

La gran duda de este monoplaza está en sus 'tripas' y el motor Honda ya fue testado por Toro Rosso en la temporada 2018

Donde más se nota la mano y el estilo de diseño, ya un clásico en Red Bull, es en el 'rake'. Estirar las posibilidades de la diferencia de altura entre el eje delantero y el trasero forma un ángulo, comúnmente conocido como 'rake', es un elemento donde el equipo de las bebidas energéticas siempre ha dado en la clave. Este elemento en los monoplazas que tanto afecta (para bien, hasta ahora) en los coches nacidos con la firma de Adrian Newey y sus ayudantes vuelve a verse maximizado en el RB15.

La gran duda de este monoplaza está en sus 'tripas'. El motor Honda ya fue testado por Toro Rosso en la temporada 2018, en la que los de Faenza sirvieron de 'ratas de laboratorio' antes de que el equipo grande montara sus unidades de potencia. Tras los decepcionantes años con McLaren y las dudas con Toro Rosso, no es extraño que en Red Bull prefieran ir a Barcelona con ciertas reservas.

Verstappen, confiado pero cauto

Max Verstappen fue el encargado de hacer rodar primero en RB15 en un 'filming day' en el que, al menos, el motor Honda aguantó. La fiabilidad de la unidad de potencia japonesa pondrá en jaque las posibilidades de Red Bull en esta temporada, si bien para Verstappen, que será el líder indiscutible del equipo con un seminovato Pierre Gasly, pueden dar la campanada.

«Todos somos muy opitmistas, pero también necesitaremos algo de tiempo. No todo puede ser perfecto desde la primera carrera. Estoy convencido de que habrá momentos en los que, como equipo, cometeremos errores, o quizás las cosas no vayan como queramos. El hecho de que el equipo y Honda estén empujando realmente fuerte para mejorar el desarrollo es muy importante. Tengo claro que soy muy optimista, pero también realista. El tiempo lo dirá, y ya veremos cómo rendiremos», señaló el holandés.

«Todos somos muy opitmistas, pero también necesitaremos algo de tiempo. No todo puede ser perfecto desde la primera carrera» Max Verstappen

Las posibilidades de Red Bull como equipo pasan en buena parte por la buena labor de equipo que tengan Verstappen y Gasly. El francés, ascendido desde Toro Rosso, a priori no debería darle demasiados problemas al más veterano Max, si bien el volátil carácter del neerlandés puede suponer un problema si no se relaja.

Más información

Temas

F1