McLaren y Renault intentan convencer a Alonso con un «cambio radical» para el 2018

D.S.C. MADRID.

Fernando Alonso ya ha deshojado la margarita. El piloto español avisó que la fecha elegida para anunciar lo que pretende hacer en 2018 era después del Gran Premio de Singapur, que tan amargamente abandonó. Justo después de una carrera que, en sus propias palabras, podría haber supuesto su primer podio en cuatro años, tiene que decir públicamente lo que en privado ya conocen sus más cercanos.

Y es que Alonso tiene claro que quiere seguir en Fórmula 1, pero con condiciones. No lo va a hacer a cualquier precio, pero tampoco va a dejar que el sueldo sea un impedimento. Tanto los responsables de Woking como los de Enstone, Renault, le han asegurado que el año que viene la situación va a cambiar radicalmente. En el lado francés están muy satisfechos por el acuerdo firmado, que puede derivar también en la llegada de patrocinadores fuertes y potenciales socios nuevos para McLaren. Por eso, quieren que Alonso sea su líder, y que acabe su etapa en la Fórmula 1 en lo más alto.

En el horizonte también está la posibilidad de disputar las 24 horas de Le Mans. Toyota, que en el pasado ya había dicho que le gustaría tener a un corredor de las características de Alonso en su terna de pilotos, ha expresado públicamente que no les importaría hacerle un hueco. Ahora que Honda, su principal rival comercial, no es un problema a la hora de negociar, el asturiano puede cumplir su sueño de disputar la carrera más grande del mundo y mantener viva la llama del sueño de la Triple Corona.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos