AUTOMOVILISMO

Hamilton, el tifón que teme Vettel en Suzuka

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

madrid. Lewis Hamilton llega con más confianza que nunca. La victoria en el GP de Rusia, propiciada por las órdenes de equipo de Mercedes, le colocó con una ventaja de 50 puntos frente a un Sebastian Vettel a quien ya no le vale ganar todo lo que queda. Si el británico acaba segundo en las carreras que quedan, será campeón por quinta vez.

Las dudas que ha generado el rendimiento de los monoplazas rojos en las últimas carreras ha hecho sospechar de un presunto truco que tenían y que les han cazado. Vettel y Räikkönen gozaron durante buena parte de la temporada de un coche superior al del Mercedes. Sin embargo, y pese a que ellos mismos lo niegan, en las últimas careras las flechas plateadas han sido imparables. En el paddock no hacen más que correr los rumores acerca de que el aumento de la vigilancia de la FIA ha hecho que en la Scuderia haya caído el rendimiento. Según 'Auto Motor und Sport', la Federación introdujo un nuevo sensor doble en el motor que mide de manera más exacta la energía que genera la unidad de potencia. Ha sido introducir dicho sensor, y la ventaja que tenían los coches rojos en circuitos como el de Silverstone, Bélgica o Italia ha desaparecido. En las últimas carreras, ha sido Mercedes la que, como antaño, pasaba como obuses a sus rivales.

Sea por una artimaña que les han cazado, sea porque desde Stuttgart han llevado mejores evoluciones que desde Maranello, lo cierto es que ahora mismo es Mercedes el equipo que cuenta con el coche superior. Y en la recta final de la temporada es algo crítico. El dato es clave: en cinco de los últimos seis Grandes Premios, Vettel ha acabado detrás de Hamilton. Eso es inaceptable para un piloto que aspira a conseguir el título.

 

Fotos

Vídeos