Entrenamientos

¿Por qué no ha ido Alonso a los test de pretemporada en Montmeló?

Fernando Alonso. /Efe
Fernando Alonso. / Efe

El asturiano no ha aparecido en los test de pretemporada, de momento, aunque su sombra se extiende por todo el paddock

DAVID SÁNCHEZ DE CASTROMontmeló

Se hace muy raro pasear por el paddock del Circuit de Barcelona-Catalunya y no escuchar algún grito de «¡Fernando!» de un fan exaltado. La ausencia de Alonso por primera vez en años de una pretemporada de Fórmula 1 ha hecho caer notablemente la asistencia de público con respecto a años anteriores, al menos entre los españoles.

Carlos Sainz arrastra gente, muchos españoles, pero no tiene el tirón, ni de lejos, que tenía el bicampeón del mundo. Lo saben los fans, lo saben los periodistas que abarrotan la sala de prensa (no ha caído la afluencia con respecto a años anteriores) y lo saben los propios miembros de los diferentes equipos, incluidos los de McLaren.

Alonso no está… y nadie se atreve a dar una respuesta. Desde el equipo de Woking guardan un silencio que no hace sino levantar más sospechas acerca de que algo ocurre, aunque no hay pruebas de ello, y simplemente explican que se hallan centrados en el buen arranque de la pretemporada que están protagonizando. El buen hacer de Sainz en el arranque y de Norris en la segunda jornada de test han hecho dejar de lado la ausencia de Alonso.

Nadie le echaría de menos de no ser por los intensos rumores que acompañaron el nombre del asturiano en las semanas previas. Con la victoria de Daytona, el ventilador mediático que acompaña al español aseguró al 100% que no sólo iba a estar en Montmeló, sino que incluso haría debutar en pista el MCL34. Algo que, por cuestiones de utilidad, contradice cualquier lógica de equipo: ante dos pilotos debutantes en McLaren, es de natural deducción que sean ellos los que acumulen kilómetros, ya que son los que deben entender bien los puntos fuertes y flacos del monoplaza.

Pese a la ausencia de Alonso, su ascendencia entre el público sigue siendo muy alta. El asturiano no está en los test físicamente, pero sí lo está espiritualmente. Que Sainz consiguiera el mejor arranque de una pretemporada ha hecho que muchos se acuerden de Alonso, de si se ha equivocado a la hora de dejar la F1 ahora que parece que McLaren tiene un punto más de competitividad o, al menos, de fiabilidad.

También la afición le recuerda con el mero hecho de asistir a las carreras con su ropa. La marca 'Kimoa' que ha paseado por todo el mundo (y que ya no está entre las pegatinas de McLaren) está presente en gorras y camisetas del público, mucho más escaso que en años anteriores y que añoran los tiempos en los que soñaban ver trazar al ídolo Alonso por las pistas del Circuit.

Alonso desconecta de la F1

Mientras sus excompañeros de McLaren ponen a punto el MCL34 y dejan atrás los años nefastos en los que la pretemporada era una auténtica pesadilla, Alonso no hace ni caso a lo que ocurre en Montmeló, o al menos no lo hace público. Sólo hace falta visitar sus redes sociales para darse cuenta de que el español se centra en el resto de competiciones que tiene por delante, como las 500 millas de Indianápolis o incluso la Nascar.

Y es que sus últimos tuits han despertado una cierta sospecha (e ilusión) entre los aficionados. Tras la victoria en Daytona y con su cita en Sebring a un mes vista, Alonso ha hecho un par de guiños a la NASCAR que han hecho levantar muchas cejas. Su compañero en el Wayne Taylor Racing con el que ganó la carrera de las 24 horas de finales de enero, Jordan Taylor, tiene un 'alter ego' llamado Rodney Sandstorm, una especie de prototipo de fan del automovilismo salido de la parte más profunda de la Norteamérica 'trumpista', de los de cerveza en una mano y barbacoa en los aledaños de los circuitos.

Taylor volvió al paddock de Daytona el pasado fin de semana, esta vez para asistir a otra de las grandes pruebas del motor de cuatro ruedas en Estados Unidos: las 500 millas de Daytona, prueba reina de la NASCAR. Alonso no dudó en retuitear un par de mensajes, tanto del propio Taylor como de la cuenta oficial de la NASCAR. De McLaren, la Fórmula 1 o similar, ni palabra.

Tampoco en instagram, donde su último mensaje pone la cuenta atrás de 100 días para la carrera de Indianápolis donde buscará consumar la Triple Corona, ha hecho mención alguna a lo que está ocurriendo estos días de frenético trabajo en Montmeló.