Un amargo fin en Ferrari

Un mecánico en el garaje de Ferrari./
Un mecánico en el garaje de Ferrari.

Alonso afronta las últimas cuatro carreras de la temporada con la certeza de que no va a volver a ganar vestido de rojo, aunque aún no se ha pronunciado sobre futuro

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

Fernando Alonso apura su recta final como piloto de Ferrari. Salvo un espectacular giro de los acontecimientos, a día de hoy el piloto asturiano está con los dos pies fuera de Maranello y por desgracia para él y para la propia 'Scuderia', no va a ser una despedida fácil. Al margen de lo ocurrido con Jules Bianchi, que obviamente copa toda la atención de la Fórmula 1, la debacle de Ferrari es todo un síntoma de hasta qué punto está enferma la escuadra italiana.

Ni siquiera Fernando Alonso puede ya tirar de un carro que ha estado sosteniendo durante casi cinco temporadas. El asturiano sumó un nuevo cero en su casillero de esta temporada, después de una avería en el sistema eléctrico, y va en camino de completar su peor año como piloto Ferrari. Tres veces subcampeón y una vez cuarto, Alonso cabalga ahora en la quinta posición de la clasificación general, con sólo tres puntos de ventaja sobre Valtteri Bottas, sexto, y a seis de Sebastian Vettel, cuarto. Tanto el de Williams como el de Red Bull, salvo avería, deberían superar al de Ferrari con relativa facilidad en la clasificación general. Así, Alonso se arriesga a acabar sexto una temporada de Fórmula 1, lo que sería su peor resultado desde 2009. Más cruda es la realidad para la propia Ferrari, que cerrará la primera temporada sin victorias desde 1993.

La relación con Kimi Räikkönen tampoco es del todo buena. Tras la carrera Alonso volvió a lanzar un dardo a su compañero, en relación al pobre rendimiento mostrado. Con una elocuente medio sonrisa en su rostro, el asturiano recordó «que cuando se está en la pista es incluso difícil sumar puntos para el equipo», en relación al duodécimo puesto del finlandés.

Y mientras, Alonso sigue deshojando la margarita. McLaren, Mercedes o la estrambótica opción de un año sabático, a lo Prost, son las opciones que se manejan ahora mismo. Sólo el propio piloto asturiano, que dice tener la decisión tomada desde hace meses, es el que tiene la respuesta. Lo que sí es prácticamente seguro es que el próximo día 13, en plena resaca del Gran Premio de Rusia de este fin de semana, se anunciará desde Maranello, durante la investidura de Sergio Marchionne como nuevo presidente, la llegada de Sebastian Vettel. Ese será el inicio de una nueva era para Ferrari, quién sabe si más o menos exitosa.