Alonso entra en todas las quinielas

La posible salida del asturiano de Ferrari levanta más comentarios que el tifón de Japón

AGENCIAS SUZUKA.

El posible divorcio entre Fernando Alonso y la escudería Ferrari copaba todas las conversaciones ayer en el circuito de Suzuka, en la primera jornada del Gran Premio de Japón, con los periodistas italianos, españoles, británicos y alemanes haciendo quinielas sobre el futuro del piloto. El 'paddock' de Suzuka bullía de teorías sobre el porvenir de las principales estrellas de la Fórmula 1, movimientos que se producirían inmediatamente después de la salida de Alonso de la Scuderia.

«Es la calma antes de la tempestad», señalaron los periodistas japoneses, comparando el huracán de fichajes que se avecina con el tifón anunciado para el domingo o el lunes en el sudeste de Japón y que podría perturbar la carrera.

«Debo dar las gracias a Alonso porque, se quede o no, ha hecho mucho por Ferrari. Tenemos un contrato y en los próximos días vamos a tomar una decisión final, con mucho respeto del uno por el otro», señaló el jueves en París el todavía presidente de Ferrari Luca di Montezemolo.

'Alonso se va, Vettel llega', tituló ayer La Gazzetta dello Sport, referente del periodismo deportivo en Italia. Una de las hipótesis más razonables sería la siguiente: Si Alonso deja la Scuderia después de cinco temporadas (2010-2014) sin título mundial, lo hará para fichar por McLaren-Honda, equipo en el que militó en el 2007 y en el que compartió monoplaza con el británico Lewis Hamilton. Pero Autosport subrayó ayer que «nada está firmado».

Las razones de Alonso pueden ir desde las financieras -se habla de 50 millones de euros por año- a su fascinación por la cultura japonesa. Pero por encima de todo está lograr su tercer título mundial.

Alonso es consciente de que la tercera corona sólo es alcanzable en uno de los tres equipos que, además de Ferrari, mandan a nivel deportivo y financiero en la competición; Mercedes-AMG, Red Bull y McLaren. En Mercedes la situación está bloqueada mientras Hamilton y el alemán Nico Rosberg se pelean por el título mundial.

El panorama en Red Bull es que sus dos pilotos, Vettel y Ricciardo, tienen contratos blindados, el primero hasta el 2015. Siguiendo esta teoría, quedaría un año por 'rellenar' hasta la llegada de Vettel. El francés Jules Bianchi, miembro del filial de Ferrari desde el 2009, estaría en la 'pole position' para sustituir a Alonso en la transición hasta la incorporación de la estrella alemana.