Alonso: «Hoy no ha salido nada a derechas»

Alonso, durante la carrera de Bélgica. /
Alonso, durante la carrera de Bélgica.

El asturiano terminó en séptima posición en el circuito de Spa

DAVID SÁNCHEZ DE CASTRO

Fernando Alonso finalizó la carrera enfadado. Salió cuarto, con opciones serias de podio, pero antes de siquiera haber dado la salida ya tuvo un problema. Sus mecánicos no se retiraron a tiempo porque había un avería en su F14-T y le castigaron con una sanción de cinco segundos en 'boxes'. Por si fuera poco, se encontró con un Kevin Magnussen que fue una pesadilla para él durante toda la carrera. Mientras tanto, su compañero Kimi Räikkönen acabó cuarto. A todo esto hay que añadir los problemas endémicos de su monoplaza: falta de velocidad, falta de aerodinámica, falta de rendimiento con los neumáticos medios y blandos...

Alonso lo dijo muy claro a los periodistas: «Desde la arrancada el coche no se ponía en marcha, tuvieron que poner una batería extra para arrancarlo. Estaba como sin corriente. Hoy no ha salido nada a derechas», resumió el asturiano. No se puede hablar sólo de un problema, sino de muchos. «El KERS no funcionaba en las vueltas cuando salíamos de 'boxes', íbamos sólo con el motor normal, por tanto son ya 160 caballos menos de por sí. Durante todo el fin de semana hemos tenido también algún problema con el flujo de gasolina, así que teníamos 20 caballos menos. Ha sido una carrera muy dura», afirmó el español, apesadumbrado.

Lo que más le dolió a Alonso es que en esta carrera podía haber subido al cajón de nuevo. «Si arrancaba el coche hacíamos podio con bastante facilidad», dijo con cierta ironía. «Viendo que teníamos más ritmo todo el fin de semana, viendo que el otro coche luchó por el podio hasta la última parte de la carrera y salíamos cuartos, creo que si arrancaba el coche el podio iba a ser posible», añadió. Sobre la polémica de las vueltas finales, Alonso le restó importancia. «Íbamos ya sin muchos neumáticos a esas alturas pero intentábamos adelantar. Creo que algunas de las maniobras fueron un poco por encima del límite pero cuando luchas por la sexta o séptima posición tampoco le das demasiada importancia», zanjó al respecto. Haber entrado octavo -aunque luego fue séptimo por el castigo a Magnussen- es un casi un premio para él, que ya suma 29 carreras consecutivas sin abandonar.