Susie Wolff, primera mujer en la Fórmula 1 en 20 años

Susie Wolff, en el circuito de Silverstone. /
Susie Wolff, en el circuito de Silverstone.

Han tenido que pasar más de 20 años para volver a ver a una mujer pilotando un monoplaza en la Fórmula 1

ADRIÁN PIÑELMADRID

Susie Wolff (Oban, Escocia, 1982) ha cumplido su sueño de conducir un Fórmula 1 al completar cuatro vueltas al circuito de Silverstone en los primeros ensayos libres del Gran Premio de Gran Bretaña de Fórmula 1. Lo hizo antes de que el motor de su Mercedes Williams dijera basta al sufrir un problema el motor con la presión del aceite. La escocesa ha recorrido así el camino que se cerró hace más de 20 años con la italiana Giovanna Amati (1992) y que antes recorrieron sus compatriotas Teresa de Flilippis (1958), Lella Lombardi (1975-1976) y la española María de Villota, fallecida en octubre de 2013, a la que hoy rendía un sentido homenaje llevando su estrella en el casco.

Basta con darse una vuelta por el paddock para darse cuenta de que el mundo del motor es cosa de hombres. Pero los tiempos cambian y con ellos las mujeres reclaman, poco a poco, su sitio. Susie no está sola, junta a ella se le ve por el paddock Claire Williams, jefa de equipo adjunta de Williams Martini Racing. La llegada de más mujeres piloto, concretamente la de la estadounidense Danica Patrick que ahora está en la NASCAR Sprint Cup Series, es una posibilidad que contaría con el beneplácito del que fuera patrón de la Fórmula 1 hasta principios de año, Bernie Ecclestone. «Sería un anuncio perfecto », aseguraba en una entrevista a la página web oficial de la F1.

Fórmula Renault

Hasta entonces, Susie tendrá que hacerse valer en un mundo de hombres al que parecía destinada desde antes de nacer. La casualidad quiso que sus padres se conocieran en el concesionario de motos que regentaba su padre. Comenzó a correr con los karts junto a su hermano David (orden justo al revés), y lo que al principio era un juego, acabó convirtiéndose, con los años, en su forma de vida. Su ascensión la llevó a formar parte del campeonato de karts británico, escocés y Europeo, donde compartió virajes con los que este fin de semana han vuelto a ser sus compañeros de pista: Lewis Hamilton y Nico Rosberg.

Con tan solo 20 años, y después de un año de aclimatación a la Formula Renault, Susie logró subirse al pódium en su segunda temporada, algo que volvería a hacer hasta en dos ocasiones. Sus condiciones al volante la seguían acercando a la F1 y prueba de ello es que en el año 2002 y 2003, Susie hizo historia al ser la primera piloto nominada al premio de mejor conductor joven de McLaren Autosport. Siguió mejorando hasta el punto de llegar un año más tarde a la Fórmula 3. Sin embargo, la mala suerte llamó a su puerta y, después de disputar cuatro carreras, una inoportuna lesión de tobillo frenó su, hasta ese momento, meteórica proyección.

DTM y Williams

Tras ese problema físico, atravesó sus momentos más duros debido a la falta de dinero y de equipo. Se le presentaba un panorama desolador. Pero la suerte que años atrás le fue esquiva, ésta vez estuvo de su lado en forma de llamada telefónica de Mercedes Benz. En 2006 llegó al DTM (campeonato alemán de turismos) para acrecentar su fama de pionera como la primera mujer que sumaba puntos en la categoría después de 20 años en Lausitzring y Hockenheim. Su quinta temporada sirvió para demostrar que podía competir entre hombres, ya que logró clasificarse por delante de sus compañeros de escudería Ralf Schumacher y David Coulthard. En siete temporadas disputó un total de 73 pruebas hasta que en 2012, la marca Williams apostó por ella nombrándola piloto de desarrollo. Este fin de semana ha llegado su recompensa. En Alemania, dentro de dos semanas, tendrá una segunda oportunidad para seguir haciendo historia.