¿Misión imposible?

Los jugadores del Calahorra preparan una acción de estrategia. ::/Sergio Martínez
Los jugadores del Calahorra preparan una acción de estrategia. :: / Sergio Martínez

El Calahorra recibe al Racing, líder autoritario del grupo, en busca de su mayor sorpresa

Sergio Martínez
SERGIO MARTÍNEZLogroño

La Segunda B ha enseñado en estos meses al Calahorra que muchos de los tópicos de la categoría, avisados antes de su regreso a la misma, son más que ciertos. Uno de ellos dice que la igualdad permite a cualquier equipo, por pequeño que sea, dar un susto a los grandes. Pese a las diferencias de presupuesto, capacidad contratadora y las que marca la clasificación, el día a día de la Segunda B ofrece un extraño equilibrio competitivo. Si no fuese por ello sería imposible pensar que el Calahorra puede sumar esta tarde ante el Racing (17.00 horas, La Planilla, en directo en larioja.com), pero el fútbol permite soñar semana a semana. Los 31 puntos que separan en la clasificación a ambos equipos son una muestra de probabilidad, pero aunque escasas, el Calahorra se agarra a sus opciones de dar su mayor sorpresa de la temporada.

La semana ha sido tranquila en la ciudad riojabajeña. Cómo cambia un sólo gol el punto de vista. Carralero decidió en la última jornada ante el Izarra para dar al Calahorra una victoria de calma, muy necesaria observando la deriva del equipo y las complicaciones de las jornadas previas. El Calahorra entró siendo un equipo en Merkatondoa y salió siendo otro. Reforzado, sacudiéndose la urgencia de sumar en partidos como el de esta tarde, poco propicios para ello.

El Racing llega con las importantes bajas de los atacantes Jon Ander y Dani Segovia

Ahora el Calahorra mira el descenso a seis puntos, una distancia aún escasa si se piensa en la situación de hace unos meses, pero suficiente para encaminarse a un objetivo que se ve mucho más cercano. Ocho equipos se encuentran por debajo de los rojillos, conjuntos con mayores necesidades y para los que la cuenta atrás hacia el final de temporada será mucho más dura.

Los tres puntos de Merkatondoa eran fundamentales por el calendario que esperaba al Calahorra, que le mide en un mes al Racing, el Barakaldo y el Langreo, tres de los cinco primeros, además de a la Cultura de Durango, en un partido que sí será clave para el futuro rojillo. Sumar ante el Racing parece una labor de unos pocos elegidos, pero en la mitad de partidos como visitantes los cántabros han empatado o perdido, algunos de ellos ante equipos de la zona baja de la clasificación. No hay ningún rival pequeño en Segunda B.

El Calahorra deberá dar el máximo simplemente para tener opciones esta tarde. El Racing es un equipo con tantas posibilidades que cualquier planteamiento para frenar una de sus fortalezas puede redundar en beneficio de otras. Miguel Sola ha dado vueltas esta semana ante esa búsqueda del equilibrio sabiendo en el fondo que cualquier mínimo detalle resolverá en favor de los cántabros.

Intención de competir

Suele decirse de este tipo de partidos que son para disfrutar, pero el técnico rojillo huye de ese discurso con la intención de competir, no como ocurrió en el partido de la primera vuelta, donde el Calahorra sufrió su goleada más abultada.

El Calahorra no podrá contar con dos de sus mejores hombres, Yasin Iribarren y Eduardo Ubis, sancionados por acumulación de tarjetas. Regino ocupará la baja del primero en el lateral derecho, mientras que en la punta cuentan con opciones tanto Samuel como Isaac Manjón, ambos titulares en Estella. En el resto del equipo es de esperar que Sola apueste por jugadores de corte defensivo, cerrando filas de cara a impedir al Racing un juego fluido. Además de Yasin y Ubis, se han quedado fuera de la convocatoria el lesionado Coulibaly y Barcina por decisión técnica.

Por su parte, el Racing llega con dos bajas importantes por lesión de los atacantes Jon Ander y Dani Segovia, pero que en poco menguan el potencial de los cántabros. David Barral, un futbolista de amplia trayectoria que incluye temporadas en Primera División con el Levante y el Sporting, podría ocupar la delantera por tercera vez desde su fichaje en el mercado invernal, una época en la que el Racing se reforzó más si cabe en busca de pasos decisivos hacia el ascenso. La Planilla es una parada más para los de Iván Ania, pero para el Calahorra el partido de estar tarde es una oportunidad de oro de volver a ser grande.