Kárate

Sandra Sánchez, primera española de la historia campeona del mundo

Sandra Sánchez, con su medalla de oro./AFP
Sandra Sánchez, con su medalla de oro. / AFP

La karateca talaverana destronó a la japonesa Shimizu, mientras que Damián Quintero tuvo que conformarse de nuevo con la plata ante Kiyuna, número uno y tricampeón universal

Amador Gómez
AMADOR GÓMEZMadrid

Sandra Sánchez hizo este sábado historia al convertirse en la primera karateca española campeona del mundo, en la modalidad de kata, al destronar a la japonesa Kiyou Shimizu, por 3-2, en la final disputada en el WiZink Center de Madrid, donde Damián Quintero debió conformarse de nuevo con la plata al perder ante el defensor del título y número uno, Ryo Kiyuna, por 5-0. A los 37 años Sandra Sánchez consiguió derrotar por primera vez en su carrera a Kiyou Shimizu para conquistar por fin un oro mundial para el kárate femenino español, tras el conseguido por Luis María Sanz en 1992, en Granada, también en kata.

A 20 meses de los Juegos de Tokio 2020, donde el kárate se estrenará en el programa olímpico y ella ya será gran favorita, Sandra Sánchez, número uno del ránking universal y tetracampeona de Europa, aumentó su palmarés al subir a lo más alto del podio en el Mundial de Madrid. La veterana karateca de Talavera de la Reina logró imponerse en la final a la campeona de las dos últimas ediciones y número dos, hasta ahora invencible para la española. Sandra Sánchez debió salir al tatami antes que la japonesa y, aunque por un estrecho margen, se ganó el oro con una actuación superior a la de Shimizu, 13 años más joven, que competió con el mismo kata que la española.

Después de que ambas se asegurasen el martes su presencia en la final tras imponerse a todas sus rivales por 5-0, tres de los cinco jueces decidieron el oro de Sandra Sánchez, que tras ser proclamada campeona se fundió en un abrazo con su entrenador y marido, Jesús del Moral, también seleccionador español. Galardonada con el Premio Nacional del Deporte 2017, Sandra Sánchez, dominadora de la clasificación mundial desde 2015 y con récord de podios consecutivos, se adjudicó en la capital su 37ª medalla seguida, desde la plata que ganó en la Premier League de París hace casi cuatro años.

«Sandra Sánchez es campeona de todo. Con el oro mundial rompe una nueva barrera y sigue agrandando su leyenda, porque es una deportista de una categoría excepcional, dentro y fuera del tatami. Gracias por ser un gran ejemplo y enhorabuena, campeona», escribió Alejandro Blanco, presidente del Comité Olímpico Español (COE), en la cuenta oficial del organismo en Twitter.

Ante Quintero, otra vez Kiyuna

Después del oro de Sandra Sánchez salió a competir Damián Quintero, antes que el también campeón mundial en 2014 y 2016, Ryo Kiyuna, que no dio opción al karateca madrileño. Los jueces dieron al japonés el título por unanimidad. Damián Quintero repitió así subcampeonato del mundo ante el nipón y ambos, que también ganaron todas las eliminatorias anteriores por 5-0, volverán a ser los máximos candidatos a disputar la final olímpica en Tokio.

«La plata de Damián Quintero sabe a oro porque es un luchador nato que lleva 15 años compitiendo y ganando al máximo nivel. Seguro que seguirá trabajando como hasta ahora y su esfuerzo nos da una enorme alegría en los Juegos de Tokio 2020», aventuró el presidente del COE, que también destacó los bronces de Babacar Seck en kumite (más de 84 kilos) y del equipo de kumite femenino, «que demuestrsn que el kárate español está entre lo mejor del mundo en todas las modalidades y categorías».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos