KÁRATE

Rodrigo Ibáñez cae en tercera ronda del Mundial

Rodrigo Ibáñez, durante su primer combate. :: víctor lerena/efe/
Rodrigo Ibáñez, durante su primer combate. :: víctor lerena/efe

El japonés Nishimura supera al de Lardero pero no llega a las finales por lo que priva al riojano de la repesca

V. S. LOGROÑO.

La aventura de Rodrigo Ibáñez en el Mundial de kárate que se disputa en Madrid se quebró en la tercera ronda. El riojano logró superar con claridad los dos primeros combates, pero perdió el tercero, contra el karateca japonés Ken Nishimura. El nipón doblegó al de Lardero por 6-2 en una pelea bastante igualada y en el que el combatiente oriental contó con el favor de los jueces en una acción polémica en la que éste pidió la revisión en vídeo y se le concedió un punto más que polémico.

La derrota podría no haber resultado tan dolorosa si Nishimura hubiese seguido adelante en la competición. Superó el nipón la cuarta ronda ante el representante portugués Tomás Silva (2-0) pero en la quinta, ante el iraní Bahman Asgari, no logró la victoria. Tras un 0-0 en el tanteador, tres jueces se decantaron por el iraní mientras que dos lo hicieron por el japonés. Si Nishimura hubiese sido el ganador, Rodrigo Ibáñez hubiese entrado en la repesca por la medalla de bronce. Sin embargo, el triunfo de Asgari le dejó sin opciones y mal sabor de boca.

Y eso que Ibáñez Sáenz-Torre comenzó muy bien la competición. En el primer combate, derrotó al catarí Qassim Ghavidel por 6-1, con una muestra de kárate rápido y agresivo, marca de la casa del deportista del Gimnasio Oriente. En la segunda ronda, también fue capaz de ganar al islandés Olafur Arnason (7-3) con otra buena pugna siempre de cara para el español. Pero Nishimura opuso una mayor resistencia y supo encontrar los puntos débiles en la defensa de Rodrigo Ibáñez, que dijo adiós a la competición individual en la categoría de -75 kilos antes de lo deseado. El italiano Luigi Busa y el iraní Asgari pelearán por la medalla de oro.

Ahora, el objetivo del riojano es limpiar la mente y afrontar hoy mismo la competición por equipos, uno de los objetivos del kárate español.

Tampoco hubo grandes alegrías en el resto del combinado nacional. Raúl Cuerva Mora peleará el sábado por el bronce en la categoría -67 kilos de kumite, al lograr su plaza en la repesca. Mientras, Matías Gómez cayó en cuartos de -60 kilos. Carlota Fernández también se quedó en cuartos de -55 kilos y Gema Morales y Cris Ferrer perdieron ayer en primera y segunda ronda.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos