Nadal achica agua en las casas dañadas por la riada de Sant Llorenç