Gutiérrez y Sánchez, campeones del Logroño Open

Gutiérrez y Sánchez, campeones del Logroño Open

En un encuentro igualado, la mejor pareja del mundo demostró su fortaleza mental para sacar adelante un partido lleno de emoción y que tuvo en vilo a 3.000 espectadores

Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez han ganado el primer Open de Logroño del World Pádel Tour después de derrotar en dos sets (7-6 y 7-6) a Paquito Navarro y Juan Lebrón. En un encuentro igualado, la mejor pareja del mundo demostró su fortaleza mental para sacar adelante un partido lleno de emoción y que tuvo en vilo a los 3.000 espectadores que acudieron al Palacio de los Deportes.

Hubo equilibrio en los primeros juegos del encuentro. Cada uno mantenía su servicio,aunque Sanyo Gutiérrez y Maxi Sánchez parecían más contundentes. Es decir, ganaban con más facilidad sus saques, mientras que Navarro y Lebrón estaban obligados a luchar punto a punto. Así se llegó al tie-break. Y con la misma dinámica de ese primer set, los argentinos se impusieron con claridad por 7-2.

La diferencia entre ambas parejas residía en la contundencia. Todo parecía más fácil para el puntano y el mercedino, que dominaban en prácticamente todos los aspectos del partido. Navarro y Lebrón, después de caer en la primera final de la temporada en Marbella, buscaban la revancha.

El inicio de la segunda manga fue idéntica a la primera: los argentinos ganando sus juegos por la vía rápida y Navarro y Lebrón luchando por subsistir. Juego a juego, esto fue minando el físico de los españoles. Y llegó un momento clave. Con 3-3 y Paquito Navarro al servicio, los argentinos tuviron cinco puntos de un break que prácticamente sentenciaba el partido. Pero los españoles resurgieron de sus cenizas para terminar poner de pie a todo el Palacio. (4-3).

¿Punto de inflexión? No del todo, porque el puntano y el mercedino sacaron adelante su saque, aunque con más problemas y esfuerzo que antes. Todo lo contrario que los andaluces, que parecían gozar de más confianza que en el anterior set. Sin embargo, delante estaba la mejor pareja del mundo,que puso en marcha un plan B: cambiar el ritmo del partido, Eso les mantuvo a flote, lo que derivó en otro desenlace de tie-break.

En el punto de muerte súbita, los españoles se mostraron más contundentes, manteniendo la tónica del segundo set. Así, se adelantaron 4-2 y 5-3, respectivamente. Pero Sánchez y Gutiérrez se mantuvieron vivos, igualaron las cosas y se llevaron la victoria.