Los 25.000 retos de Marcos Godoy

Marcos Godoy posa junto a Mireia Belmonte. /L.R.
Marcos Godoy posa junto a Mireia Belmonte. / L.R.

El riojano se prepara para el Nacional de Francia y el Europeo de aguas abiertas | Godoy, de 19 años, ha fichado por el CN Sabadell y se entrena con los mejores nadadores del país: «Si con ellos no aprietas, te comen»

Víctor Soto
VÍCTOR SOTOLogroño

Marcos Godoy eligió el camino más duro dentro de uno de los deportes más sacrificados, la natación. Eso le ha hecho acostumbrarse a los excesos, a los madrugones diarios a las 6.00 horas, a miles de metros de entrenamiento, a largas concentraciones y trabajo extenuante. Pero con tesón ha logrado que sus días duren más de 24 horas, que pueda compatibilizar sus férreas rutinas con los estudios de Biotecnología y que sus sueños deportivos empiecen a tomar forma.

El nadador riojano se ha convertido en una de las jóvenes joyas del equipo nacional de aguas abiertas, la modalidad más extrema de la natación. Y, dentro de esa especialidad, su vista se ha puesto en los 25.000 metros, la distancia más larga de las competiciones. Más de cinco horas sufriendo dentro del agua.

El camino hasta esa prueba es largo. Dentro de unas semanas, deberá afrontar una competición de 5.000 metros en piscina para lograr un billete que le lleve al Campeonato de Francia de aguas abiertas. Ahí, volverá a nadar con el objetivo de llegar al Europeo, que es donde se ha puesto su reto de los 25.000 metros. «Nunca he nadado esa distancia y sé que es muy difícil, pero creo que me beneficia. Tengo muchas ganas de afrontarlo porque es una prueba que te exige concentración y saber qué hacer en cada momento», analiza.

Sus últimos meses han sido frenéticos. Ha cambiado Logroño por Barcelona para entrar en la universidad y también para ejercitarse con el Club Natación Sabadell, el más prestigioso de España. También está bajo el paraguas de la Federación Española de Natación, con la que ha estado convocado en las alturas de Font Romeu, junto a la élite de la natación nacional del 3 al 26 de enero. «Se nota la gran calidad de todos los compañeros, no sólo de Mireia Belmonte [cuatro medallas olímpicas y seis mundiales]. Si en los entrenamientos con ellos no aprietas, te comen, así que estoy dando todo», asegura Godoy. En esos días, desde las 6.30 horas, el selecto grupo acumulaba más de 16.000 metros de natación en piscina, una hora de bicicleta o carrera, esquí de fondo y gimnasio. Esfuerzos titánicos, pero necesarios para afrontar las pruebas de aguas abiertas.

Quiere llegar...a los Juegos de Tokio

Tras volver de la concentración, Godoy se centra en sus rutinas de entrenamiento con el CN Sabadell, a las que se han añadido sesiones semanales con Fred Vergnoux, el mentor de Mireia Belmonte y uno de los mejores técnicos de natación. «Voy dos días a la semana con su grupo, las jornadas de más carga de trabajo, y noto la mejoría», asegura el riojano, de 19 años.

Marcos Godoy no quiere pensar más allá de los retos de este año, en los que aparece también el Mundial de Corea del Sur, que se disputa este año y que es clasificatorio para los Juegos de Tokio. «No habrá prueba de 25 kilómetros, así que me tendría que clasificar para los 10.000 metros. Quizá sea un poco pronto, pero intentaré llegar a los Juegos. Si no son los de 2020, los de 2024», advierte.