Copa del Rey (octavos): Ekambi recortó y recuperó la ilusión local