TERCERA DIVISIÓN

El River ejerce de líder en Varea

Pugna por el balón en el partido de ayer. :: miguel herreros/
Pugna por el balón en el partido de ayer. :: miguel herreros

Los rinconeros se apoyan en un fútbol más práctico para encadenar su cuarta victoria consecutiva

L.R. LOGROÑO.

El River Ebro confirmó su condición de líder a falta de lo que hagan hoy equipos como Anguiano y Pradejón, mientras que el Varea se reafirmó en un complejo inicio de temporada, en el que los números no cuadran con lo que se espera de él. A quien sí le cuadran es al once de Rincón de Soto, que con el 1-3 de ayer se sitúa con 12 puntos, al mando de la tabla, y con cuatro triunfos en otros tantos compromisos.

1 VAREA

Jordan, Diego, Aitor (Rubén Pérez, 38), Gi, Pinilla, González, Chimbo, Varea (Canela, 55), Zárate, Míchel y Ballestero (Álex, 67)

3 RIVER EBRO

Marín, Dani Fernández, Guti, Albert (Miguel Sáenz, 66), Alberto (Cholo, 54), Andoni Rojo (Ricardo, 46), Mauleón, Iñaki, Yerai, Edu y Miranda

Goles
0-1, m. 17, Iñaki; 1-1, m. 44, Rubén Pérez; 1-2, m. 78, Cholo; 1-3, m. 89, Iñaki
Árbitro
Paz Santa Cruz. Ayudado por Bezares y Echeverria. Amonestó a los locales Canela y Diego y a los visitantes Yera y Daniel Fernández.

La trayectoria de unos y otros es totalmente inversa en este inicio de campaña. Más de uno podría pensar que se han intercambiado los papeles. El River fue un conjunto práctico sobre el césped de Varea, mientras que éste disfrutó más del esférico, tuvo ocasiones para remontar el marcador adverso, pero careció de lo que presumió su adversario, de acierto en el remate.

Si bien fueron los logroñeses los primeros en protagonizar las primeras aproximaciones ofensivas, Iñaki enmudeció a los aficionados vareanos con su gol cumplido el primer cuarto de hora. El River se mostró como un conjunto ordenado e inteligente sobre el césped. Supo esperar su momento y además se encontró con un adversario sin finura dentro del área. Rubén Pérez empató el duelo antes del descanso, pero para alcanzar el gol protagonizó minutos antes un remate al larguero. A esa ocasión, y alguna otra más, se sumó un disparo de Míchel que no cogió portería.

El escenario no varió tras el descanso. Los locales querían el balón y los visitantes se lo cedían. Dos esféricos más del Varea contra la madera hicieron pensar que el gol estaba cerca, pero nada más lejos de la realidad. El River esperaba con paciencia un golpe letal, que rompiera a su adversario. Y éste llegó en el último cuarto de hora. Cholo sorprendió a Jordan con su inesperado disparo y el River se puso por delante. El Varea recordó sus últimos resultados, con dos derrotas consecutivas, y no pudo rehacerse en unos minutos que su adversario sí aprovechó para convertir una victoria justa en otra más holgada. Iñaki culminó una contra y el River venció.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos