El River alimenta la fiesta

Abba pugna un balón con Iñaki, autor de los dos goles locales. :: e.p./
Abba pugna un balón con Iñaki, autor de los dos goles locales. :: e.p.

Dos goles de Iñaki permiten a los rinconeros mantener su puesto de ascenso

E. PASCUAL RINCÓN DE SOTO.

El River Ebro hizo ayer ante el Yague los deberes para seguir amarrado a la cuarta plaza y depender de sí mismo ante el acecho de los que quieren ese pasaporte a la fase de ascenso.

2 RIVER EBRO

0 YAGÜE

River Ebro
Niño, Dani, Guti, Víctor, Albert (Mauleón, min. 78), Zamora, Iñaki, Alberto, Yerai, Edu (Abel, min. 74( y Miranda (Miguel (min. 82)
Yague
Arraiz, Imaz, Aritza (Alberto, min. 46), Diego, Asier, Asomah, Villalta (Adrián, min. 64), Abba (Allan, min. 57), Enzo, Vitorica y Kone
Goles
1-0, m. 31. Iñaki; 2-0, m. 46. Iñaki.
Árbitro
Acero Pradera, con de la Hoya y van den Hende. Amonestó a Guti (m. 44) del River y a Vitorica y Asier (m. 89) del Yague
Incidencias
Cerca de 400 personas en el campo de San Miguel. Tarde primaveral.

Con un campo de San Miguel más poblado y animado de lo habitual, al ritmo de la charanga de las fiestas de la Juventud, River y Yagüe se encontraron a sí mismos bien posicionados en la primera media hora del partido. Sin conceder ninguno de los dos espacios, los rinconeros buscaban llegar colgando balones al área. Las ocasiones escaseaban, y Guti mandó un remate rozando la escuadra y Arraiz sacó la mano en el uno contra uno de Iñaki ante el pase entre centrales de Edu.

Falto de fluidez, el River se adelantó en una jugada con polémica. Ante una falta, Víctor sacó rápido mientras la defensa y el portero visitante permanecían estáticos pensando que tenía que montarse la barrera. Iñaki la elevó ante Arraiz y el desconcierto visitante, que buscó explicaciones en el árbitro.

Con el tanto a favor, el River ya consiguió ganar conexión metiendo al centro a Miranda y Edu. Justo al volver de vestuarios, Yerai avanzó por la derecha, metió a la entrada de Iñaki, que sorteó a un defensa y al portero y marcó raso el segundo.

Tras el 2-0, el Yagüe dio un pase adelante y, por fin, encontró puerta a balón parado o basculando, como un disparo al larguero de Enzo en el 51. Pero los rinconeros supieron reponerse, tener el balón y ocasiones para sentenciar el encuentro, con varios centros de Iñaki desde la izquierda a Yerai, Víctor o Miguel.